2015: El año del fin del déficit eléctrico y el arranque de la facturación por horas

0
Redes eléctricas.
Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

 

Redes eléctricas.
Redes eléctricas.

Dos novedades han marcado este año la habitualmente convulsa actualidad energética: el estreno de la nueva tarifa de la luz, en la que la electricidad se paga al precio que cotiza cada hora, y la noticia de que por primera vez las cuentas del sistema eléctrico han arrojado superávit.

Así, en el recibo de la luz, unos 5 millones de consumidores, sobre un total de 27 millones -15 millones que están en tarifa regulada y 12 en mercado libre-, han comenzado a pagar la electricidad al precio que cotiza cada hora, dos años después de que el Gobierno decidiera acabar con el anterior sistema de subastas.

Porque aunque en 2015 ha sido ese estreno real, la historia de este nuevo sistema empezó hace dos años: el 19 de diciembre de 2013 la subasta con la que se fijaba el componente energético del recibo -y que supone alrededor de un 40 % del mismo- arrojó un alza del 25,6 %, lo que se habría traducido en un incremento del recibo del 11 %.

La subasta quedó anulada un día después por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) y se avanzaron cambios: “Ha llegado el momento de introducir al menos algunas modificaciones sin descartar cambiar el sistema (…) para evitar que vuelva a ocurrir”, declaraba entonces el titular de Industria, José Manuel Soria.

Industria se puso a trabajar en un nuevo mecanismo para calcular la parte de energía del recibo -la otra la fija directamente el Ejecutivo a través de los peajes- y en marzo de 2014 se aprobó: se vincularía directamente a cómo se moviera el mercado eléctrico en cada hora en la tarifa regulada o Precio Voluntario al Pequeño Consumidor (PVPC).

Tras varios periodos de transición, en los que la energía se facturaba de acuerdo a una media, y prórrogas para que las eléctricas adaptaran sus sistemas, la entrada en vigor real fue el pasado 1 de octubre.

Ese día, unos 5 millones de consumidores estrenaban este sistema con el que la electricidad se paga al precio que cotiza en cada momento, un precio que cambia cada hora en función de factores como la meteorología o los precios de las materias primas.

En teoría, los consumidores pueden aprovechar así las horas más baratas -normalmente de madrugada- y evitar las más caras -normalmente al mediodía y a última hora de la tarde- para intentar ahorrar en su recibo aunque este ahorro será pequeño, de menos del 5 % en el mejor de los casos.

Porque la pregunta clave sigue siendo para muchos ¿ha bajado el recibo este año con este sistema? En la parte regulada -los denominados peajes que suponen alrededor del 50% del recibo para todos los consumidores- sí, lo que enlaza con la otra gran novedad del año.

En noviembre, se conoció que, por primera vez, el sistema eléctrico arrojaba superávit: 550 millones correspondientes a 2014. Para 2015, se espera que se acerque a los 1.000 millones.

Y es que el Gobierno ha aprovechado estas cuentas para anunciar dos bajadas de la parte regulada, esos denominados peajes, que se traducen en el recibo en descensos del 2,2 % en agosto y de alrededor del 1 % para enero.

En la parte energética, el nuevo sistema dificulta las comparativas de forma generalizada, aunque en el mercado mayorista se ha observado un importante repunte de los precios. En cualquier caso, la cosa va por recibos.

¿Y qué pasa con los consumidores que aún no tienen este sistema?

Los que siguen acogidos a tarifa regulada pero no tienen contador inteligente integrado pagarán en función de unos parámetros medios de consumo hasta que cuenten con él, un proceso que podría demorarse hasta 2018 -cuando concluye el plan de despliegue de contadores-.

Los consumidores con contratos en el mercado libre, unos 12 millones, también están fuera de este sistema ya que pactan con sus compañías diferentes modelos de tarifa. En cualquier caso, también se han beneficiado de la bajada en la parte regulada del recibo.

2015 ha sido también el año en el que las eléctricas han agudizado su ingenio para ofrecer más alternativas con tarifas planas o más personalizadas. 

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Dejar respuesta

12 − 11 =