Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

2017 será recordado como uno de los años más caros en cuanto a electricidad se refiere. Solo una meteorología benévola, es decir, que llueva mucho y sople mucho viento, podría hacer mejorar los datos, pero el mercado augura un fin de año que provoque que 2017 sea el año más caro en el pool eléctrico español desde 2008.

Todo comenzó en enero cuando los ‘dioses de la energía’ crearon un cóctel que hizo temblar los mercados eléctricos de toda Europa. Gripe nuclear francesa, fortísima demanda por la ola de frío, el precio del gas disparado y ni gota de viento ni agua. Los precios se fueron por encima de los 90 euros MWh, y dejaron el mes de enero por encima de los 70 euros MWh. 

A partir de ahí la cosa fue a mejor, pero no bajaron los precios como estábamos acostumbrados en otros ejercicios. Buena parte de culpa tiene la larga sequía que asola a España. 

En los meses siguientes el precio en el mercado eléctrico se ha mantenido entre los 51 euros MWh de febrero y los 43 de marzo. En total, el precio medio de la electricidad en el pool español supera los 50,7 euros MWh en lo que va de año.

Pero quedan cuatro meses para acabar este 2017. Los futuros del mercado eléctrico español llevan una subida continua en este mes de agosto y han colocado el precio en el cuarto trimestre del año en los 51,80 euros MWh. Tres euros más caro que a principios de mes.

Esta fuerte subida del precio de los futuros eléctricos en España se debe a dos causas. Una, el precio del carbón. Está a punto de superar los 80 dólares por tonelada, su precio más alto de los últimos tres años. Y no tiene pinta de que vaya a parar. Los futuros de los mercados europeos también están sufriendo la misma suerte que España, con subidas pronunciadas por este hecho.

Y a ello hay que sumar el nerviosismo creado en el mercado por la nueva revisión de los materiales de los 58 reactores nucleares franceses. Se teme por una nueva parada no programada durante el invierno que pueda disparar los precios tanto en el último trimestre de 2017 como en el primero de 2018.

El caso es que para superar los 50,32 euros MWh que se dieron en 2015, año con el que comparaba el ministro Nadal la desdicha el pasado enero, solo se tiene que dar un precio medio de 50,1 euros MWh durante estos cuatro meses.

Algo que según los expertos de la consultora Ingebau se puede dar con cierta facilidad si no acompaña la meteorología, algo que no ha hecho durante todo el año. Además, explican que durante estos cuatro meses el parque nuclear español va a sufrir la parada técnica de dos centrales nucleares, Cofrentes del 27 de septiembre a finales de octubre y Ascó II del 28 de octubre al 2 de diciembre.

Eso hará que haya más hueco térmico en el mercado eléctrico español y por tanto se encarezca el precio con la entrada de más electricidad procedente de las centrales térmicas tanto de carbón como de gas.

Con este panorama, 2017 va camino de superar los 50,32 euros MWh de 2015 y sería el más caro desde 2008 cuando se superaron los 64 euros MWh en el pool.

Todo ello conllevará una subida de las tarifas eléctricas para la mayoría de los hogares que están bajo la tarifa regulada PVPC con respecto al año pasado.

Ahora, solo nos queda esperar a que llueva y sople el viento, y que a la nuclear francesa no tenga más problemas de seguridad.

PD: Se acuerdan de cuando el ex ministro Soria creó el PVPC y dijo que nunca más habría precios desorbitados en el mercado eléctrico y que con el PVPC bajaría la luz. Pues eso.

 

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Dejar respuesta

Nueve + 8 =