Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Los documentos de la reestructuración de Abengoa ya han sido firmados y las notificaciones de desembolso se encuentran remitidas, de modo que la compañía logra un nuevo avance en el proceso que le permitirá recibir 1.169 millones de euros de ‘dinero nuevo’.

Ante la expectativa de que el proceso concluya con éxito, las acciones de la empresa han experimentado este jueves una fuerte subida en Bolsa. Si los títulos de clase B subían un 16,8%, hasta 0,264 euros, los de clase A se revalorizaban en mayor proporción, un 40%, hasta 0,67 euros. Al fin llega la alegría a la casa del pobre.

En una nota remitida a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), la empresa señala que, pese a que se encuentran firmados los documentos, la entrada en vigor y efectividad de los mismos está sujeta un nuevo hito conocido como Fecha de Inicio de los Pasos de la Reestructuración.

Este nuevo hito comenzará “próximamente”, cuando el ‘agente escrow’ reciba los fondos de la operación. Este agente gestiona una cuenta de depósito encargada de recibir el dinero, que se inyectará posteriormente a la compañía en paralelo a la ampliación de capital y a la emisión de ‘warrants’ prevista.

Con el objetivo de que el agente reciba el dinero, el pasado 22 de marzo se remitieron las notificaciones de desembolso, para lo que se ha iniciado un plazo hasta el próximo 27 de marzo a las 18.00 horas.

En cuanto el agente haya recibido los fondos y se haya confirmado el inicio de los pasos de la reestructuración, se procederá a la ejecución de la ampliación de capital y a la emisión de los ‘warrants’ previstos en el acuerdo.

Según el acuerdo de rescate con sus bancos acreedores y los fondos para la reestructuración de su deuda financiera y su recapitalización, el grupo recibiría una inyección de ‘dinero nuevo’ de casi 655 millones de euros.

El importe total del ‘dinero nuevo’ que se acordó prestar al grupo asciende a 1.169,6 millones de euros, aunque esta cantidad incluye los importes refinanciados de los préstamos recibidos por el grupo en septiembre y diciembre de 2015 y en marzo de 2016 –unos 515 millones de euros–.

Además, se incluían 307 millones de euros de nuevas líneas de avales. Las entidades financiadoras que lo aporten tendrán derecho a recibir un 5% del nuevo capital social de Abengoa. De esta cantidad, unos 50 millones serán para pujar por nuevos proyectos y el resto para avanzar en los que ya se encuentran en marcha.

El acuerdo suponía para los acreedores aceptar una quita del 97%, manteniéndose el 3% restante con vencimiento a 10 años, sin devengo anual de intereses y sin posibilidad de capitalización.

El reparto del capital de la nueva Abengoa será de en torno al 50% para los bonistas y ‘hedge funds’ y aproximadamente un 40% para la banca acreedora. Además, otro 5% quedará en manos de los avalistas.

El comité de bancos que participaron en las negociaciones para la reestructuración estuvo compuesto por Bankia, Banco Popular, Banco Santander, Caixabank y Credit Agricole, mientras que el grupo de inversores de nuevo dinero estuvo integrado por Abrams Capital, The Baupost Group, Canyon Partners, The D.E. Shaw Group, Elliott Management, Oaktree y Värde.

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Dejar respuesta

Doce + cinco =