Acciona vende un tercio de su negocio internacional de renovables a KKR por 417 millones

1
José Manuel Entrecanales en la Junta de Acciona. FOTO: EFE
Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail
José Manuel Entrecanales en la Junta de Acciona. FOTO: EFE
José Manuel Entrecanales en la Junta de Acciona. FOTO: EFE

El grupo Acciona ha vendido un tercio de su cartera de instalaciones de energías renovables internacionales al fondo KKR por 417 millones de euros, según ha anunciado la compañía este martes coincidiendo con la celebración de su junta de accionistas. El objetivo de la operación es sacar a Bolsa una parte “significativa” del negocio en Estados Unidos con vistas a mejorar su acceso al capital y financiar el crecimiento en las renovables. Eso sí, siempre fuera de España.

Acciona Energía Internacional, que es el nombre de la futura sociedad compartida, contará una vez concluya el proceso de reorganización previsto en el acuerdo con 52 parques eólicos, dos plantas fotovoltaicas y una planta termosolar. En su conjunto, suman 2.300 megavatios (MW) de potencia repartidos en 14 países: Estados Unidos, Canadá, México, Australia, Chile, India, Italia, Portugal, Polonia y Sudáfrica. Todos ellos son activos operativos, ya que los que están en desarrollo y que permitirían a Acciona alcanzar una capacidad de 3.000 MW en cinco años no se incluyen en la operación. Según los datos aportados por la empresa española, la nueva sociedad factura unos 500 millones al año, cuenta con 120 millones de flujo de caja para los socios, una deuda superior a los 1.300 millones y un valor de 1.300 millones de euros.

Con Acciona como socio industrial y KKR como el financiero, ambas empresas van a sacar a Bolsa un vehículo bajo la fórmula de YieldCo. Esta opción permite acudir al mercado solo con los activos más rentables de la cartera. Los planes pasan porque la oferta pública de venta se realice en EE UU, que es junto al Reino Unido donde más aceptación tienen este tipo de operaciones, y que la sociedad cotizada destine más de un 80% de sus beneficios a retribuir al accionista (pay out). Con ello, Acciona será la principal beneficiada, ya que la empresa española seguirá manteniendo la mayoría y, por tanto, consolidando los resultados en sus cuentas. A este respecto, si la operación sale según lo previsto, el acuerdo prevé el pago de otros 50 millones a la empresa española.

Otras alianzas

Una vez empiece a cotizar, lo que está previsto para el primer semestre de 2015 porque antes tiene que concluir la redistribución de activos en la nueva Acciona Energía Internacional, la empresa española no descarta extender la alianza con KKR a otras actividades y negocios. “Los dos socios estamos convencidos de que la transacción en renovables puede ser la primera de muchas operaciones conjuntas dentro del sector energético, así como de futuras alianzas en otros negocios del grupo”, ha asegurado el presidente de Acciona, José Manuel Entrecanales, tras celebrar el buen resultado de la Operación Atlanta, que es como se conocía la negociación con KKR en el seno del grupo.

En cuanto al funcionamiento de la nueva sociedad, Acciona seguirá siendo la responsable de operar los parques eólicos, tanto de su mantenimiento como de la venta de energía y de las cuestiones legales. Con vistas al futuro, el acuerdo otorga a la sociedad compartida un derecho preferente de compra sobre los activos que pueda poner en marcha la filial de energía de Acciona en los 14 países en los que opera la división internacional.

Tras lo sucedido en 2013, el grupo confía en poder volver a retribuir al accionista. “Si estamos en una zona de confort y progresamos según las expectativas, recuperaremos el dividendo”, ha afirmado Entrecanales, que también se ha mostrado confiado en que lograrán acabar el año con beneficios pese al impacto anual de 370 millones que tendrá la reforma energética en sus cuentas. Con estas premisas, Acciona podría permitirse abonar una parte de la remuneración del actual ejercicio a cuenta ya en diciembre.

De momento, gracias a las plusvalías obtenidas con la venta de sus parques eólicos en Alemania y de sus activos en Corea del Sur a finales de 2013, ha logrado volver a beneficios en el primer trimestre con 33 millones de euros. Para lo que queda de año, confía en que la inyección de 417 millones de KKR y la recuperación del resultado bruto de explotación le ayuden en lograr sus objetivos.

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

1 Comentario

Dejar respuesta

14 − Trece =