Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Imagine que estamos en el año 2040. El planeta sigue necesitando del petróleo y del gas, pero la tecnología ha cambiado tanto que, con ella, también los profesionales. Eche un vistazo a las profesiones más exigentes del sector del petróleo y del gas en alta mar, tal y como lo cuenta, Dan Jackson, CEO of io oil & gas consulting en GE Reports.

Instructor de Realidad Virtual

Los avances en tecnología de realidad virtual van a suponer que casi todo el personal técnico podrá ser entrenado de forma remota, lo que reducirá drásticamente los costes de operación. Aunque en el pasado muchos trabajadores tuvieron que ser entrenados de manera personal, en el 2040 participarán en talleres de realidad virtual que reproducirán a la perfección el ambiente de trabajo en un campo de petróleo.

Estas clases serán impartidas por instructores de Realidad Virtual, que serán la columna vertebral de los programas de formación de todas las grandes empresas. Después de haber sido pioneros en juegos de realidad virtual en la adolescencia, estos instructores combinarán las habilidades de enseñanza tradicionales con la capacidad de trabajar en silencio en un entorno de realidad virtual.

Supervisor de drones submarinos

En 2040, la instalación de equipos submarinos será una tarea exclusiva de los robots semiautónomos. Sin embargo, la diligencia debida (y los requisitos legales) requerirá que todo el trabajo llevado a cabo por los robots sea supervisado por los seres humanos. Para ahorrar dinero y reducir el riesgo, esto se hará a distancia por los ingenieros que usarán cámaras conectadas a los drones que estarán bajo el agua para inspeccionar el trabajo y asegurarse de que todo está en conformidad con las normas.

Limpiador de Datos

Los datos son sumamente valiosos para todas las empresas, y casi todos los componentes mecánicos se escanearán con información en tiempo real para la toma de decisiones inmediatas. Pero tan importante como los propios datos será la calidad de los mismos, y muchas compañías todavía sufrirán de conjuntos de datos imperfectos. Los equipos de limpiadores de datos tendrán la importante función (aunque larga y poco envidiable) de evaluar la calidad de los datos obtenidos y de reparar las inconsistencias que encuentren.

Ingeniero táctil

La tecnología táctil ya se utilizará ampliamente, en particular en pantallas táctiles que responderán al usuario con fuerzas y vibraciones. En la industria del petróleo y el gas, será sumamente importante contar con dispositivos táctiles de alta calidad. Ya solo habrá algunos trabajos de rutina que serán manuales en la industria del futuro, pero los expertos ingenieros aún se mantendrán cerca en caso de fallas técnicas. El uso de equipos de gran capacidad de respuesta táctil les permitirá hacer frente a problemas de forma remota como si estuvieran presentes en la vida real.

El diseñador gráfico 3D

La adopción generalizada de la realidad virtual y aumentada habrá llevado a un rápido crecimiento de la demanda de diseñadores gráficos en 3D. Casi todos los profesionales pasarán gran parte del día en entornos digitales virtuales y las empresas priorizarán cada vez más la contratación de diseñadores altamente cualificados para hacer estos ambientes más agradables y atractivos.

Gerente de robótica

El gerente de la robótica será una de las pocas personas en una petrolera que todavía se las arreglará para ensuciarse sus manos todos los días. A pesar de la adopción generalizada de la tecnología robótica habrá cambiado por completo la industria, incluso los robots más caros todavía sufrirán deterioros. La mayor parte del gestor de robótica estará dedicado a supervisar el equipo para asegurarse de que todo funcione correctamente. Sin embargo, estará tranquilo por su amplio conocimiento de cómo funciona cada robot, es decir, él o ella podrá recoger sus herramientas rápidamente y solucionar cualquier avería o problema de hardware que pudiera ocurrir.

Instalador de biotecnología

Desde la década de 2020, la industria offshore habrá adoptado con entusiasmo las tecnologías portátiles para controlar el rendimiento y la salud de los empleados. Pero las compañías estarán empezando a mirar más lejos y a dotar a los empleados con mejoras biotecnológicas para mejorar el rendimiento y controlar todos los signos vitales. La industria offshore habrá comenzado a contratar instaladores de biotecnología. Esta función combinará muchas habilidades que se asociaron algún día con los fisioterapeutas y cirujanos. A pesar de que los instaladores no serán totalmente médicos cualificados, recibirán una amplia formación y serán contratados por las empresas para procedimientos no urgentes e implantación no invasivas.

De cara al futuro, está claro que el sector del petróleo y el gas pronto será irreconocible. Si bien podemos analizar las tendencias actuales para hacer predicciones futuras, es probable que haya un sinnúmero de acontecimientos que cambiarán la industria de manera que nadie puede imaginar hoy en día. Sin embargo, una cosa es cierta: el cambio es la nueva norma, y la industria offshore debe estar preparada para adaptarse.

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Dejar respuesta

20 − 11 =