Apps y recursos compartidos para una movilidad avanzada

0
Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

La conectividad avanza imparable en el sector del transporte promoviendo formas de movilidad como el carsharing o el aparcamiento compartido. Repsol está presente en la movilidad eléctrica e invierte también en aplicaciones de movilidad, que ofrecen más opciones a los conductores y favorecen el uso compartido de los recursos.

La compañía energética ha tomado participaciones accionariales en las plataformas colaborativas WeSmartPark y DriveSmart, empresas españolas punteras en el desarrollo de herramientas digitales de movilidad.

WeSmartPark conecta plazas vacías y conductores que buscan aparcamiento y DriveSmart comparte, a través de su app gratuita, retos y recompensas con sus usuarios para premiar la conducción segura.

“Estas inversiones son parte de nuestra estrategia para conocer un modelo de negocio asociado a las nuevas tendencias de movilidad conectada. Como líderes en España en el suministro energético para la automoción, Repsol debe analizar y conocer de primera mano cualquier forma de movilidad que pueda surgir”, explica Carlos Bermúdez García, gestor de Movilidad Eléctrica de Repsol.

En sólo cuatro años, WeSmartPark ha pasado de realizar un piloto en cinco parkings a gestionar 712 plazas en 85 aparcamientos privados de Barcelona y Madrid, gracias a una plataforma que ya suma 45.000 usuarios. “Nuestro objetivo es simple: aparcar sin tener que dar vueltas”, explica Jaume Mayor, fundador y CEO de la compañía, que además ofrece unas tarifas un 50% más baratas “que cualquier otra opción en ambas ciudades”.

La empresa tramita más de 600 reservas diarias combinando sensores que detectan cuando una plaza está libre y una app que permite reservarlas, lo que automatiza todo el proceso. Los clientes reciben una pegatina con un código de barras para colocar en el parabrisas del coche, garantizando una identificación segura del vehículo con una tecnología de radio frecuencia RFDI similar a la empleada en los telepeajes.

Con esta rotación WeSmartPark ha conseguido duplicar los ingresos medios por plaza, que se reparten con el propietario a cambio de instalar sin coste su sistema. “La verdadera disrupción ha sido que nos deleguen la gestión de los alquileres porque el tráfico de personas ajenas al edificio al principio provoca recelo”, continua Mayor. Por ello sus primeros socios fueron las cadenas hoteleras, más acostumbradas a este tránsito.

Después se han sumado promotoras inmobiliarias, administradores de fincas o pequeños inversores y “ahora queremos escalar la empresa y conseguir acuerdos con las grandes compañías inmobiliarias”. Para lograr ese objetivo, la compañía realizó una ronda de inversión de un millón y medio de euros, que ha convertido a Repsol, el Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI), B4Motion y Metaprop NYC en socios estratégicos.

La filosofía, común a otros ejemplos de consumo colaborativo, es aprovechar al máximo una infraestructura ya existente “pero que era inaccesible para la mayoría de los conductores”, explica Mayor. Según sus cálculos, “en Barcelona hay 350.000 plazas infrautilizadas; suficiente como para eliminar todas las plazas de estacionamiento regulado de la calle, y que todavía nos sobren 130.000”.

DriveSmart: refuerzo positivo para los buenos conductores

La aplicación de DriveSmart valora una serie de parámetros como la velocidad o la anticipación a los elementos del tráfico de los conductores y otorga una calificación en cada viaje, que se resume en una nota global al final del mes.

Utilizando técnicas de telemetría similares a las que se usan en Fórmula 1 o MotoGP, emplea el smartphone para recolectar datos de acelerómetros, brújulas y giróscopos. Esa información se suma a la que aporta el GPS y a otras variables, como la meteorología o el estado de la vía.

Las valoraciones que obtienen los conductores pueden ser relevantes para compañías aseguradoras u operadores y usuarios de carsharing, y la aplicación también aporta a empresas como Repsol “la posibilidad de ofrecer a los conductores productos y servicios a medida, teniendo en cuenta su comportamiento y gustos”, continúa Carlos Bermúdez.

La propia Repsol también ha estrenado una nueva app, Waylet, que facilita los pagos a través del móvil en sus estaciones de servicio y permite interactuar con sus clientes para ofrecerles descuentos y promociones personalizadas, recomendaciones sobre rutas e información práctica.

La digitalización está cambiando el consumo y cada vez más decisiones pasan por el smartphone. Por ello, Waylet evolucionará para convertirse en una app tipo market place, que ofrezca servicios de movilidad, pero también ofertas de restauración u ocio.

Movilidad eléctrica inteligente

La movilidad del futuro “también pasa por nuevas formas de energía, como los combustibles avanzados, el hidrógeno o el vehículo eléctrico”. Repsol, junto al Ente Vasco de la Energía (EVE), impulsa desde hace casi siete años IBIL, el gestor de carga de vehículos eléctricos líder, entre otras cosas, en los servicios de recarga rápida en España. También es socia del fabricante español Scutum que, con su sistema de baterías extraíbles que se pueden cargar en cualquier enchufe, revolucionará el sector de las scooter eléctricas.

Scutum, reconocida con diversos galardones como una de las empresas más innovadoras y con mayor proyección en la industria de la movilidad eléctrica, ha inaugurado en Molins de Rei (Barcelona) la primera factoría europea que fabrica exclusivamente motos eléctricas y las baterías que éstas emplean, con capacidad para producir 10.000 motos y 12.000 baterías al año.

Bermúdez explica que “existen multitud de sinergias entre estas cuatro compañías de movilidad avanzada participadas por Repsol”, como los beneficios que pueden aportar plataformas tipo WeSmartPark para “darle inteligencia al vehículo eléctrico”, optimizando la infraestructura de recarga o ayudando a localizar y reservar los más cercanos.

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Dejar respuesta

17 + cuatro =