Arabia Saudí se pega un tiro en el pié con su estrategia ‘antifracking’

1
Instalación petrolífera en Arabia Saudí.
Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail
Arabia Saudí tiene un agujero en sus cuentas y quiere paliarlo con la OPV de Aramco.
Arabia Saudí tiene un agujero en sus cuentas y quiere paliarlo con la OPV de Aramco.

Arabia Saudí se plantea sacar a Bolsa la petrolera estatal Aramco mediante una oferta pública de venta de acciones (OPV), ante la fuerte caída del precio del crudo que ha llevado a las autoridades saudíes a situar entre sus objetivos a largo plazo conseguir una menor dependencia de los ingresos provenientes del ‘oro negro’.

En su primera entrevista concedida a un medio de comunicación, el ‘número dos’ en la línea sucesoria de la corona saudí, el príncipe Mohamed bin Salman, ha afirmado sentirse “entusiasmado” ante esta posibilidad y ha asegurado que se adoptará una decisión en los “próximos meses”.

“Es algo que se está revisando y creemos que se adoptará una decisión en los próximos meses. Personalmente estoy entusiasmado ante este paso. Creo que es en el interés del mercado saudí y de Aramco, y es en el interés de una mayor transparencia y para detener la corrupción, si hay”, ha afirmado el príncipe Mohamed en declaraciones a ‘The Economist’, recogidas por Europa Press.

El ‘número dos’ de la línea sucesoria del rey Salman ha abordado el objetivo de Arabia Saudí de incrementar sus ingresos no petrolíferos a largo plazo, ante lo que ha señalado el turismo religioso como ejemplo de activos que en la actualidad se encuentran “infrautilizados”.

Respecto a la posibilidad de privatizar algunos sectores, el príncipe Mohamed ha explicado que el sistema sanitario, educativo y algunos del Ejército podrían ser incluidos en esta medida, subrayando que “disminuirá la presión” para el Gobierno. “Y algunas pueden generar un buen beneficio”, ha subrayado.

La caída del precio del petróleo a mínimos de hace once años, con el precio del barril Brent, de referencia en Europa, y el Texas, de referencia en Estados Unidos, cotizando casi en paridad en torno a los 33 dólares, ha obligado a las autoridades saudíes a replantearse su principal fuente de ingresos y las subvenciones a la energía, agua y electricidad de las que se beneficia su población.

Pese a que Aramco en la actualidad es una de las empresas más herméticas, las autoridades han indicado que la petrolera estatal estaría valorada en “billones de dólares”, lo que la convertiría en la compañía con mayor valor del mundo, según ha subrayado el diario británico.

En este sentido, Aramco no revela información sobre sus ingresos y ofrece datos muy limitados sobre sus reservas. Hace unos días se conoció que la compañía había rebajado el precio de su petróleo a Europa, en el marco del conflicto diplomático que mantiene con Irán.

Pese a que Aramco no hizo referencia a la República Islámica en el comunicado en el que informaba de la rebaja de su petróleo a Europa, el movimiento ha sido interpretado como un intento de eliminar la competencia en un año en el que la República Islámica pretende aumentar sus ingresos petroleros tras el levantamiento de las sanciones por parte de la comunidad internacional.

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Dejar respuesta

diecisiete − dieciseis =