Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Argentina ha anunciado una revisión de su contribución a la lucha mundial contra el cambio climático, que incluyó aportes de la sociedad civil, científicos y de los sectores público y privado y será presentada en la cumbre sobre el cambio climático (COP22) que se celebrará en Marruecos en noviembre.

Este viernes se celebró en Buenos Aires la segunda reunión de la mesa ampliada del Gabinete Nacional de Cambio Climático, en la que se anticipó una revisión de la postura argentina ante este problema, que reemplaza a una versión anterior que había sido cuestionada por su metodología y falta de consenso e integración a los planes sectoriales de las medidas que la sustentaban.

Según informó a Efe el ministro de Ambiente, Sergio Bergman, esta versión supone que el país mejorará su contribución al año 2030 bajando sus emisiones de 570 a 488 millones de toneladas de dióxido de carbono equivalente.

“No es un nuevo índice lo que definimos, sino una metodología revisada y con información consolidada. Transparentamos y consolidamos el número que fue anteriormente elevado, donde hubo muchas críticas tanto por el alcance como por el método”, añadió el ministro.

En este sentido, la revisión está relacionada con cómo se valida la recolección de los datos y con qué técnica se pondera, medidas consensuadas entre ministerios y con el apoyo de sectores de la sociedad civil, académicos y de los sectores público y privado.

La contribución argentina también prevé medidas condicionales al apoyo externo como medio para continuar fomentando el esfuerzo colectivo global.

La próxima cumbre climática COP22 se celebrará entre el 7 y 18 de noviembre en Marrakech.

Bergman aseguró que el país irá a ese foro habiendo cumplimentado “todas las instancias institucionales y formales”, no para ser país observador, sino protagonista y participante, tras suscribir el Acuerdo contra el cambio climático de París, ratificarlo en Naciones Unidas, aprobarlo en el Congreso y constituir el Gabinete Nacional de Cambio Climático.

Asimismo, remarcó que en Marrakech, Argentina va a poder tener un “lugar destacado” porque ya viene trabajando regionalmente en la materia.

“Y estamos con la vocación como frente latinoamericano de plantear que nuestra región tiene mucho para contribuir y aportar al cambio climático, sobre todo en relación a países que durante tantos años han generado tanto daño al calentamiento global”, añadió el ministro.

El Acuerdo de París, adoptado de forma universal en diciembre de 2015, compromete a los países a luchar contra el cambio climático y mantener la temperatura media mundial por debajo de dos grados centígrados respecto de los niveles preindustriales.

Fue el pasado 5 de octubre pasado cuando se logró pasar el umbral necesario para hacer entrar en vigor el Acuerdo de París y actualmente, 77 partes de las 197 han ratificado el convenio y representan más del 56% de las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero.

“No podemos confundir el síntoma con la enfermedad. El cambio climático y el calentamiento no es el problema, es el indicador. Acá la discusión de fondo es cómo vamos a cambiar los hábitos y cómo una visión de una ecología humanista integral e inclusiva pone como centro de la discusión la sustentabilidad humana”, afirmó Bergman.

“Lo que nos preocupa es justamente las poblaciones más vulnerables que son las víctimas de cuando se degrada el ambiente”, concluyó.

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Dejar respuesta

Ocho − 8 =