Así quedarán las ciudades en el 2100 si no se frena el calentamiento global

0
Representación de Londres en 2100 por los efectos del cambio climático en el nivel del mar. FOTO: Climate Central
Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail
Representación  de Londres en 2100 por los efectos del cambio climático en el nivel del mar. FOTO: Climate Central
Representación de Londres en 2100 por los efectos del cambio climático en el nivel del mar. FOTO: Climate Central

El año 2014 fue el más cálido desde que se tienen registros, por delante de 2010, 2005 y 1998. Y parece que 2015 y 2016 no van a quedarse atrás. Según un análisis del Servicio Meteorológico del Reino Unido (Met Office), el clima mundial ha alcanzado un punto de inflexión y está preparado para registrar temperaturas globales récord en los próximos años. La razón está -dicen los investigadores del Met Office- en que están en marcha grandes cambios en patrones clave del sistema climático global.

Se espera que esto provoque un desajuste en los mecanismos globales del clima que se traduzca en fenómenos meteorológicos extremos; que el deshielo de los polos y de los glaciares se intensifique; por este último motivo, también se espera que el nivel del mar comience a subir.

Según unas fotografías presentadas por la organización científica Climate Central, muchas ciudades del mundo podrían verse afectadas de forma directa. Un artista ha recreado lo que ocurriría en algunos de los lugares más emblemáticos del mundo si en 2100 la temperatura media global fuera entre 2 y 4 grados centígrados superior a la actual.

En Londres, el Támesis llegaría a amenazar los puentes con una subida de dos grados, pero en el peor escenario, el agua llegaría a los bajos del Palacio de Westminster.

Nueva York no debería verse afectada por una temperatura de dos grados, al menos en lo que tiene que ver con el nivel del mar, pero un incremento de 4ºC podría llevar al mar a llegar al corazón financiero de la ciudad: Wall Street.

Shangai sería otra de las ciudades afectadas, con graves inundaciones en las calles, parques y bajos de edificios.

La emblemática ópera de Sidney tampoco se salvaría. Al igual que otras muchas ciudades costeras, un aumento del nivel del mar no demasiado acusado obligaría a levantar protecciones en la costa. Sin embargo, las consecuencias relacionadas con la meteorología, como catástrofes, inundaciones, sequías, etc o la destrucción de ecosistemas y medios naturales, no tendrían una solución tan sencilla.

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Dejar respuesta

cuatro × 3 =