Baleària apuesta por buques inteligentes propulsados por gas natural

0
Un buque de Balearia.
Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

La naviera Baleària apuesta por el concepto ‘smart maritime‘ -buques inteligentes propulsados por gas natural licuado- para avanzar en la ecoeficiencia y el desarrollo sostenible de su proyecto empresarial.

Así, la compañía invertirá más de 320 millones de euros en la construcción de tres buques de esas características o ‘smartships’, uno en el astillero vizcaíno Construcciones Navales del Norte (LaNaval) y otros dos en Cantiere Navale Visentini (Italia).

Está previsto que la primera unidad empiece a operar en las líneas de Baleares a finales de 2018 y las otras dos durante 2019.

Baleària ha presentado en Dénia su séptima Memoria de Responsabilidad Social Corporativa y Sostenibilidad “como un ejercicio de responsabilidad y transparencia hacia los diferentes grupos de interés”, según el presidente de la naviera, Adolfo Utor.

Utor sostiene también que el eje que guía a Baleària es “la cultura de las 3 C: Decidimos y actuamos de forma responsable por convencimiento, porque nos conviene y coaccionados por seguir una buena gestión de los riesgos legales”.

Esta naviera, con sede central en Dénia, ha reforzado su compromiso con la sostenibilidad, asumiendo los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de las Naciones Unidas.

De esta manera, según Utor, los ODS se convierten en la hoja de ruta de Baleària “con el reto de hacer buenos negocios y a la vez contribuir al crecimiento económico inclusivo y sostenible”.

Los tres buques inteligentes de Baleària que se construirán serán unos de los primeros del Mediterráneo propulsados por gas natural licuado, gracias a sus motores duales, y permitirán reducir en un 25% las emisiones de dióxido de carbono (CO2) y en un 85% las de óxidos de nitrógeno (NOx), además de eliminar las de azufre y otras partículas contaminantes.

Igualmente, Baleària proyecta terminales inteligentes en Barcelona, Valencia y Palma para mejorar la accesibilidad y los servicios de pasajeros.

Por otra parte, la compañía “contribuye de manera significativa al desarrollo económico y social de las comunidades donde opera”, según Utor, quien ha explicado que en 2016 “el incremento de negocio generado por la actividad empresarial permitió retornar más de 347 millones de euros a sus grupos de interés, tanto públicos como privados, el llamado cash flow social”.

Esta naviera enlaza diariamente Baleares con la península a través de los puertos de Dénia, Valencia y Barcelona, y es la única empresa del sector que tiene conexiones interinsulares en las cuatro islas del archipiélago balear, además de unir Ceuta y Melilla con puertos peninsulares.

En el ámbito internacional, donde tiene un ambicioso plan de expansión, opera las líneas Algeciras-Tánger (Marruecos) y también ofrece servicios entre Fort Laurderdale (cerca de Miami, Florida) y Grand Bahama bajo la marca Baleària Caribbean.

En cifras globales, Baleària transportó en 2016 más de 3,5 millones de pasajeros, más de cinco millones de metros lineales de carga rodada y 750.000 vehículos con una flota de 25 buques que cubren un total de 18 líneas en Baleares, Ceuta y Melilla, Marruecos, Argelia y el Caribe, según fuentes de la compañía.

Además de la apuesta por el gas natural licuado, que la ha convertido en una naviera pionera a nivel mundial en este campo, entre los hitos de Baleària en 2016 destacan las nuevas rutas Melilla-Almería y Melilla-Málaga, y la implantación de la compañía en otro país, Argelia, con la apertura de la línea Valencia-Mostaganem.

En 2016, las tres rutas internacionales de la compañía sumaron 705.000 pasajeros, con un aumento del 15 %.

Según consta en la memoria, uno de los objetivos de la empresa es aumentar hasta el 50% la facturación procedente de los tráficos internacionales, que en 2016 supuso un 20%.

La compañía invirtió más de dieciocho millones en la adquisición del ferry Dénia Ciutat Creativa y la remotorización del fast ferri Avemar Dos, además de mejorar la comodidad y fiabilidad de otros buques de su flota, que los clientes valoraron con un notable alto.

La ratio de reclamaciones por cada mil pasajeros siguió la tónica de descenso de los últimos años, situándose en 0,57, según la empresa.

Por otra parte, Utor ha remarcado el “papel fundamental” de las 1.363 personas que forman parte de la plantilla de Baleària, tanto en tierra como en flota, un 14% más que en el ejercicio 2015.

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Dejar respuesta

uno + siete =