El Banco Mundial apuesta por activar el sector de los techos solares en la India

0
Instalación fotovoltaica en India.
Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

El Banco Mundial y el State Bank of India, la mayor entidad financiera del país, han anunciado el lanzamiento de un proyecto conjunto para financiar la adopción de techos solares en comercios, instituciones e industrias indias, con el objetivo de “popularizar y extender el uso de estas tecnologías en el país”.

“Queremos prender la mecha del sector (…) No podemos armar toda una industria, pero sí ofrecer un impulso inicial para que poco a poco más y más empresas e instituciones entren al mercado”, explicó el director de Energía del Banco Mundial, Ricardo Puliti, en el acto de presentación en Nueva Delhi.

La iniciativa incluye un crédito de 625 millones de dólares del Banco Mundial a la entidad india para posibilitar la financiación de proyectos y se ha marcado como objetivo impulsar la generación de 600 MW en un plazo de dos años.

“A día de hoy, ya hemos aprobado la financiación de proyectos para la generación de 100 MW, lo que nos parece un hito reseñable”, comentó el director ejecutivo adjunto del State Bank of India, Karnam Sekar.

La medida va en línea con el plan del Gobierno indio de lograr que las energías renovables representen el 47% del suministro para 2027, plan en el que la energía solar tiene un papel predominante de acuerdo con el proyecto presentado en diciembre que fija la producción de 100 GW en 2022.

Hasta ahora los esfuerzos políticos se han enfocado en el impulso de megaparques solares, lo que ha atraído a numerosos inversores y ha desplomado los precios de la energía solar durante los últimos meses.

Sin embargo, el sector de los techos solares apenas ha experimentado desarrollo, con una discreta capacidad de generación de 1.2 GW a partir de estas tecnologías según datos de mayo presentados por el responsable del Banco Mundial.

En su opinión, el subsector de los techos solares adolece de riesgos financieros más elevados y su fomento exige además la formación de los intermediarios y la concienciación de los consumidores finales.

“Las dos principales barreras son la ausencia de financiación a bajo coste y la falta de información, y por eso hemos previsto que los planes de financiación estén acompañados de asesoramiento y formación”, explicó Puliti, que dijo tener la esperanza de que otras instituciones se sumen pronto a sus esfuerzos para hacer despertar al sector.

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Dejar respuesta

2 + siete =