Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Los objetivos de renovables de la Unión Europea (UE) han sido criticados durante mucho tiempo como poco ambiciosos, pero incluso un objetivo consensuado para alcanzar el 20% de penetración de renovables para el 2020 se ve cada vez más difícil de alcanzar para países como el Reino Unido, país que se aleja de su objetivo , según un informe de la Comisión Europea (CE) previo a la publicación de los avances de energía limpia de los estados miembros de la UE.

Envuelto por la agitación del Brexit, el gobierno británico está librando una dura batalla para ver la mejor manera de librarse de la UE por completo, por lo que una política ordenada por la UE en materia de energía renovable no parece que, en estos momentos, pueda ser una de las prioridades entre sus tareas pendientes.

Dicho esto, el sector de la energía limpia británico vive un momento de consternación generalizada por el patente incumplimiento de la Directiva sobre energías renovables de la UE, que en el Reino Unido está enfocada a alcanzar un 30% de penetración renovable en el sector eléctrico para el 2020, un 12% en el de calefacción y el 10% en transporte.

De acuerdo con el último informe del  Comité Restringido de Energía y Cambio Climático, el Reino Unido está a medio camino de cumplir con algunos de esos objetivos, y no es probable que se produzcan mejoras teniendo en cuenta que incierta noción de pertenencia a la UE de Gran Bretaña..

“Esta es una llamada de atención para nuestro gobierno, que durante los últimos dos años ha introducido cambios en las políticas que han frenado el desarrollo de las energías renovables en los sectores de calefacción, transporte y energía”, ha dicho Nina Skorupska, director aejecutiva de la Asociación de Energía Renovable del Reino Unido (REA). “Nuestro progreso hacia estas metas hasta la fecha ha ayudado a crear una industria generadora de riqueza que en 2014-2015 empleó a casi 117.000 personas en el Reino Unido”.

La REA insta a que el gobierno ayude a apoyar aún más el uso de electricidad renovable en el Reino Unido para aliviar la carga sobre los sectores de calor y transporte. “Esto puede ser realizado de una forma rápida y barata a través de las subastas del energía solar y eólica del Gobierno”, argumentó Skorupska.

El informe completo de la CE se dará a conocer hoy, 1 de febrero, pero el comisario de Energía y Cambio Climático, Miguel Arias Cañete, ha dicho a Reuters que las naciones de la UE tendrán que redoblar sus esfuerzos para cumplir los objetivos de renovables a raíz de la elección de Donald Trump como presidente de Estados Unidos y el Brexit.

“A pesar de las incertidumbres geopolíticas actuales … Europa va a seguir adelante con la transición de energía limpia, y se verá a China y muchos otros jugadores empujando para cumplir sus compromisos”, dijo Cañete. En 2015, las energías renovables representaron el 16,4% del consumo total de electricidad de la UE, poniendo al bloque en su conjunto en vías de cumplir la meta de 2020.

Sin embargo, la preocupación es que un Estados Unidos en contra de las energías renovables podría socavar el deseo de Europa de cumplir estos objetivos, de ahí la necesidad de forjar lazos más fuertes con una China aparentemente empeñada en la lucha contra el cambio climático y el aumento de su cuota de energía renovable.

El Reino Unido no es el único país que ha sido objeto de las críticas de la CE. Irlanda y Luxemburgo son los dos países más retrasados en la consecución de los objetivos de la UE, mientras que Francia y los Países Bajos también corren peligro de quedarse por debajo de la meta del 2020, dijo la Comisión.

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Dejar respuesta

cuatro × uno =