Bruselas pide negociar con Rusia para alcanzar un buen acuerdo con el Nord Stream 2

0
Los propietarios de Nord Stream quieren ampliar el gasoducto. FOTO: Gazprom.
Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

La Comisión Europea ha pedido a los Gobiernos europeos que le autoricen a negociar un acuerdo con Rusia para garantizar que si se materializa el proyecto de gasoducto submarino Nord Stream 2 para transportar gas desde Rusia y Alemania a través del Báltico no opere en “un vacío legal” y respete “los principios clave” de la normativa europea energética.

Buscamos obtener un mandato para negociar con Rusia un régimen específico que aplicará los principios claves de la legislación energética de la UE a Nord Stream 2 para preservar el funcionamiento del mercado energético interno europeo“, ha justificado el comisario de Acción Climática y Energía, Miguel Arias Cañete.

El comisario ha alertado de que “Nord Stream 2 no puede y no debe operar en un vacío legal o en conformidad sólo con las leyes energéticas de un tercer país, como ocurre con cualquier otro proyecto de infraestructura en la UE”.

El Ejecutivo comunitario justifica la necesidad de negociar un acuerdo “específico” con Rusia porque el tramo de gasoducto en alta mar, incluido su punto de entrada, está fuera de la jurisdicción europea y quiere garantizar que el proyecto cumpla los principios “clave” de la normativa europea energética, entre ellos “la transparencia en el funcionamiento del gasoducto”, que no se fijen tarifas “discriminatorias”, “un nivel apropiado de acceso de terceras partes no discriminatorio” y “un cierto grado en la separación entre las actividades de suministro y transmisión”.

Nord Stream 2 no contribuye a los objetivos de la Unión Energética. Si el gasoducto se construye a pesar de todo, tenemos que garantizar al menos que será operado de forma transparente y en línea con las principales normas del mercado energético de la UE”, ha resumido el vicepresidente de la Comisión Europea responsable de la Unión Energética, Maros Sefcovic, recordando el objetivo “prioritario” de la UE de crear “un mercado de gas bien diversificado y competitivo” para garantizar su seguridad energética.

El Ejecutivo comunitario siempre ha defendido que su proyecto prioritario es el Corredor del Gas del Sur y desarrollar un hub de gas en el Mediterráneo y cree que Nord Stream 2 podría reforzar “más” la posición de Rusia como proveedor de gas a Europa y llevar a una concentración ulterior de las rutas de transporte, poniendo en peligro el tránsito a través de Ucrania.

“Como institución debemos aplicar las normas jurídicas, no podemos actuar sobre la base de preferencias políticas u otras”, ha insistido en rueda de prensa el portavoz de la Comisión Europa, Alexander Winterstein, pese a admitir que el propio presidente, Jean-Claude Juncker, ha expresado “su opinión personal y política sobre este proyecto ya”.

Winterstein ha insistido en que es “importante” y “útil” negociar un acuerdo con Rusia sobre un proyecto de infraestructura “importante” porque “parte” del mismo “no está cubierta” por las normas europeas y ha confiado en que los Gobiernos aprueben “rápido” el mandato -se necesita mayoría cualificada– para poder empezar las negociaciones, aunque ha rechazado “especular” qué ocurría si Rusia no quiere negociar.

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Dejar respuesta

6 + catorce =