Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

El desarrollador solar chino GCL System Integration Technology Co., filial del grupo de energía líder mundial GCL, cooperará con el grupo de ingeniería China National Complete Engineering Corporation (CCEC) en la construcción de un megaproyecto fotovoltaico de 1 GW en Chernóbil. De esta manera, el gobierno de Ucrania reconstruirá la “zona de exclusión” con energía solar 30 años después del accidente nuclear.

La catástrofe de 1986 en Chernóbil produjo enormes cantidades de radiación, contaminando aproximadamente 30 kilómetros cuadrados de tierra con precipitaciones radiactivas. El gobierno ucraniano pretende ahora dar una nueva vida renovable a la zona de exclusión.

A finales de junio, el ministro de Medio Ambiente y Recursos Naturales de Ucrania, Ostap Semerak, presentó los planes del país para la reactivación de la zona de exclusión en el Canadá- Ucrania Business Forum, en Toronto, y tras barajar diversas opciones renovables, en octubre se decantó por construir una planta fotovoltaica en Chernóbil. “Es terreno barato y la abundancia de luz solar constituye una sólida base para el proyecto. Además, las plantas de transmisión eléctrica restantes ya están listas para la reutilización”, dijo Ostap Semerak.

Dos compañías chinas desempeñarán partes importantes en la recuperación de Chernobyl. CCEC, como contratista general, se encargará de gestionar el proyecto, mientras que GCL-SI ofrecerá el servicio de consultoría y planificación así como los equipos fotovoltaicos del proyecto. Según GCL-SI, la construcción de la planta fotovoltaica de más de 1 GW se iniciará en 2017. Una vez completada, Chernóbil volverá a captar la atención global como sitio recuperado de energía solar.

“Habrá beneficios sociales y económicos destacables mientras intentamos renovar la zona dañada con energía verde y renovable. Estamos encantados de estar haciendo esfuerzos conjuntos con Ucrania para reconstruir la comunidad para las personas que viven allí”, dijo  Shu Hua, presidente de GCL-SI.

GCL System Integration Technology forma parte del Golden Concord Group (GCL), una compañía internacional de energía especializada en la generación de energía limpia y sostenible, fundada en 1990. Con activos globales valorados en casi 16.000 millones de dólares, en 2015 el grupo entregó más de 2 GW de módulos a nivel mundial y en la actualidad suministran el 29% de obleas de silicio que se utilizan en el sector de la energía solar, lo que representa un 22,2 % de cuota del mercado de silicio.

La realización de este proyecto será una buena carta de presentación para que la compañía china adquiera una mayor relevancia que le permita dar un fuerte impulso a su internacionalización. “Hemos estado dedicados a ofrecer servicios solares integrados y daremos los pasos necesarios para lograr una mayor presencia global. El proyecto de Chernóbil va a ser, sin duda, un paso importante para aumentar nuestra penetración en los mercados exteriores”, añadió Shu Hua.

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Dejar respuesta

14 − siete =