Chile busca “soluciones nuevas” para aprovechar el potencial hidroeléctrico de Aysén

0
Panorámica de Aysén, un prodigio de la naturaleza que los indígenas quieren mantener intacto.
Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail
Panorámica de Aysén, un prodigio de la naturaleza que los indígenas quieren mantener intacto.
Panorámica de Aysén, un prodigio de la naturaleza que los indígenas quieren mantener intacto.

El Gobierno chileno está convencido de que es posible encontrar “soluciones nuevas” para aprovechar el potencial hidroeléctrico de Aysén, según aseguró la intendente de la región, Ximena Órdenes.

“La energía eléctrica es limpia, segura, estable”, dijo en entrevista con Efe la intendenta, quien reconoció que el diálogo sobre el modelo energético de la región patagónica quedó condicionado por lo sucedido con el proyecto HidroAysén.

En junio del pasado año, el comité de ministros del Gobierno chileno decidió invalidar los permisos ambientales de esta iniciativa, que suponía una inversión de 3.200 millones de dólares y que implicaba inundar 4.010 hectáreas en un área de gran valor ecológico para producir una media anual de 18.430 gigavatios hora.

Un  proyecto polémico

El megaproyecto eléctrico, que contemplaba la construcción de cinco represas en la Patagonia chilena, estuvo rodeado desde su génesis, en 2007, de una fuerte polémica, especialmente por el eventual daño ecológico en la zona.

Aunque Hidroaysén había obtenido la aprobación ambiental para su ejecución durante la administración de Sebastián Piñera (2010-2014), finalmente fue rechazado por el gobierno de Michelle Bachelet en base a más de 2.000 observaciones planteadas por las comunidades locales y grupos ambientalistas. “Cualquier proyecto futuro, ya sea como solución local o con un carácter mayor tiene que tener sintonía con lo que piensan las comunidades”, puntualizó hoy la gobernadora regional.

“HidroAysén tiene que servir de aprendizaje. Un proyecto no puede aparecer a ojos de la comunidad como una imposición, (sino que) tiene que desarrollar conversaciones y una participación que nos permita avanzar en soluciones”, sostuvo Ximena Órdenes.

La representante del Gobierno en Aysén, recordó que en esa región, la más aislada de Chile, “la mitad de la generación de electricidad se sustenta en base al diésel”. “Tenemos que pensar en soluciones locales que nos permitan usar nuestros recursos hídricos”, consideró la intendenta, quien propuso dejar a un lado el debate sobre HidroAysén y “abordar soluciones nuevas”.

 

Las represas de HidroAysén han  contado con gran oposición entre la población indigena y grupos ecologistas.
Las represas de HidroAysén han contado con gran oposición entre la población indigena y grupos ecologistas.

A pesar de que el megaproyecto hidroeléctrico fue suspendido, en agosto del pasado año el consorcio Hidroaysén -integrado por la italiana Endesa Chile y la chilena Colbún– apeló ante un tribunal ambiental la decisión del Ejecutivo de revocar su autorización.

Además de la polémica por este proyecto, en febrero de 2012 Aysén fue escenario de grandes movilizaciones protagonizadas por organizaciones ciudadanas y sindicales en protesta por las duras condiciones en una región caracterizada por un elevado coste de vida, una precaria conectividad y la paulatina desaparición de fuentes de trabajo.

“Algo que hemos aprendido en los últimos años y en especial desde el movimiento social que hubo a comienzos de 2012, es que las regiones tienen la capacidad de definir cuáles son sus lineamientos de desarrollo”, señaló la gobernadora de Aysén.

En tanto, el embajador de la Unión Europea, Rafael Dochao, señaló respecto a lo sucedido con el proyecto HidroAysén que “todas las empresas europeas respetan las decisiones gubernamentales y se atienen a la legislación vigente”.

“Aysén tiene un potencial enorme en cuanto a generación de energía. Que esa energía sea inundando decenas de miles de hectáreas y desplazando población o con proyectos más sencillos, de tamaño humano, que beneficien también a la región es algo que el Gobierno y la propia región tienen que decidir”, dijo a Efe el embajador.

Dochao, quien estos días realiza una gira por Aysén junto con los representantes diplomáticos de otros diez países de la UE, recalcó que “las inversiones europeas respetan los intereses generales”.

Responsabilidad social

“Si algún continente y algún grupo de países -y por lo tanto de empresas- respetan el concepto de responsabilidad social corporativa son las empresas europeas”, enfatizó el embajador.

El representante de la Unión Europea destacó que ni en Europa ni en Chile se hacen proyectos como el de Las Tres Gargantas (China), “donde millones de personas son trasladadas porque hay un interés mayor que el interés de los ciudadanos”.

“Si algo tenemos en común la Unión Europea y Chile es que efectivamente los estudios de impacto ambiental y social son necesarios, porque obviamente no sólo está en mente disminuir el precio del kilovatio hora, sino también conseguir que sea sostenible”, recalcó.

El embajador de la Unión Europea sostuvo que dado que la región de Aysén tiene un gran potencial turístico, hay que evitar que se vea afectado “por actividades o acciones humanas que puedan ponerlo en peligro”.

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Dejar respuesta

dos × uno =