Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

El mercado de automóviles más grande y de más rápido crecimiento del mundo va a prohibir la venta de nuevos vehículos de gasolina y diésel. China ha anunciado sus planes de unirse a la lista de países en rápida expansión con planes para eliminar los combustibles fósiles de los coches, una lista que incluye a Reino Unido, Francia, Noruega e India.

“Estas medidas promoverán profundos cambios en el medio ambiente e impulsarán el desarrollo de la industria del automóvil china”, dijo el viceministro de Industria y Tecnología de la Información, Xin Guobi, en un reciente foro chino sobre el automóvil.

China se ha convertido rápidamente en el mayor productor y comprador de coches eléctricos del mundo, motivado por el deseo de reducir la contaminación del aire urbano, las emisiones de gases de efecto invernadero y las importaciones de petróleo. “Algunos países han establecido un cronograma para establecer cuándo detener la producción y las ventas de automóviles tradicionales”, y su ministerio lo hará “en un futuro próximo”, dijo.

China fabricó y vendió más de 28 millones de vehículos el año pasado, y sólo uno de cada cinco chinos posee un automóvil, por lo que las regulaciones de China tienen profundas implicaciones para el mercado global de automóviles. Los fabricantes extranjeros ya están compitiendo para establecer alianzas con empresas chinas para la fabricación de vehículos eléctricos.

Con subsidios de hasta el 60% del coste de un coche eléctrico, Beijing ha estimulado un crecimiento explosivo en su mercado de vehículos enchufables.

china-pev

El mercado del automóvil eléctrico es un gran premio para cualquier país que se mueva lo suficientemente rápido para convertirse en líder mundial. “Se espera que más de 37 millones de vehículos eléctricos enchufables estén en uso en 2025“, proyectó Navigant Research en enero. Para entonces, debemos esperar que los vehículos eléctricos sean “competitivos en costes comparados con los vehículos convencionales sin subsidios”, lo que hace probable que los vehículos ligeros “eventualmente sean eléctricos en lugar de cualquier otra alternativa”.

Bloomberg New Energy Finance (BNEF) prevé que los coches eléctricos seguirán bajando de precio después de 2025 hasta que su coste inicial sea menor que los de gasolina o diésel. Al mismo tiempo, los vehículos eléctricos serán mucho más baratos de operar, con costes de combustible y de mantenimiento mucho más bajos, incluso funcionando con energía renovable.

La caída de los precios impulsará las ventas de coches eléctricos en volúmenes superiores a 40 millones al año en 2035, según los pronósticos de BNEF, después de lo cual superarán a los de los coches de gasolina.

1ar6_-pbejzbnkq0enwb_ja

A medida que se derrumbe el precio de las baterías, en dos décadas se venderán más coches eléctricos que vehículos de gasolina y diésel“, indicó BNEF. “La industria mundial del automóvil dará un vuelco total produciendo grandes turbulencias en los países exportadores de petróleo”.

Con su último movimiento, China está dando un fuerte impulso a los coches eléctricos, asegurando que serán un jugador dominante en los próximos años. La única pregunta que queda es si Estados Unidos adoptará políticas de apoyo a los coches eléctricos lo suficientemente rápido como para competir.

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Dejar respuesta

4 × 4 =