CNMC: la producción eléctrica con carbón se desplomará hasta un 40% en 2016

1
Central térmica de Compostilla. FOTO: Endesa
Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail
Central térmica de Compostilla. FOTO: Endesa
Central térmica de Compostilla. FOTO: Endesa

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) espera que la producción eléctrica a partir de centrales térmicas de carbón experimente a lo largo de 2016 un descenso “significativo” que oscilará entre el 23% y el 40%, y que estará motivado por la nueva regulación de mejora medioambiental de estas plantas.

El organismo presidido por José María Marín Quemada realiza esta consideración al abordar los factores de incertidumbre para el presente ejercicio dentro de un informe más amplio acerca de sus previsiones de ingresos y costes para el sistema gasista en 2016.

Al aludir al Plan Nacional Transitorio del Gobierno para las centrales de carbón, diseñado en respuesta a las directivas comunitarias, la CNMC indica que cada empresa propietaria de centrales deberá cumplir por separado con distintos compromisos de emisiones de óxido de nitrógeno (NOx) para el periodo comprendido entre 2016 y 2020, cuenta Europa Press.

“La existencia de estos nuevos compromisos, de acuerdo con las previsiones realizadas por esta Comisión, puede motivar que la producción del año 2016 de estas centrales sea significativamente inferior a la prevista para el año 2015”, afirma el regulador, que parte de la premisa de que este año ninguno de los titulares habrá realizado las inversiones necesarias en desnitrificación.

Si en 2015 la producción de las centrales ha ascendido a unos 52 teravatios hora (TWh), para 2016 la producción oscilará entre 37 TWh y 42 TWh, en función de la optimización del conjunto de las emisiones que realicen las empresas.

El año 2015 se ha caracterizado por el fuerte incremento de la producción eléctrica con carbón, que ha convertido esta tecnología en la segunda principal fuente de generación, con un 20%, por detrás del 21% de la nuclear y por delante de la eólica, que aportó el 19%, según datos de Red Eléctrica de España (REE).

Para la CNMC, la menor actividad del carbón en 2016 contribuirá a una mayor demanda de gas en los ciclos combinados. “Se considera importante señalar el impacto de dicha regulación sobre la demanda de gas natural destinada a generación eléctrica”, asegura en alusión a la normativa sobre el carbón.

A lo largo de 2016, se producirá además previsiblemente la hibernación de tres centrales térmicas, que son la de gas de Elcogas y dos de carbón de carbón, que son el grupo 2 de Compostilla y el grupo 2 de Soto de Ribera.

Estas centrales ya cuentan con las correspondientes resoluciones favorables de cierre y su salida del sistema aparece recogida en los escenarios de previsión tanto de REE como de Enagás, indica el regulador.

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

1 Comentario

  1. ¡Que los Reyes Magos no nos traigan más carbón! Si además cae Soria (pendiente de la incertidumbre política) se esfumará el impuesto al sol. Esperemos que la auto producción baje también el consumo del arcaico carbón.

Dejar respuesta

dos × tres =