Colombia se pone chula con la intervención de la filial de Gas Natural Fenosa

0
Germán Arce.
Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

El ministro de Minas y Energía de Colombia, Germán Arce, dijo este miércoles que la intervención de Electricaribe por la Superintendencia de Servicios Públicos no pone “en riesgo ni los tratados internacionales ni los acuerdos de inversión”.

Tras una reunión con los gobernadores de la región Caribe, el titular de la cartera energética indicó en rueda de prensa que “la Constitución colombiana y la ley nos obligan a garantizar esa prestación del servicio”.

El Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación de España manifestó su preocupación ante la intervención de Electricaribe, controlada por Gas Natural Fenosa.

En el comunicado, “el Gobierno español confía en que esta medida de intervención sea sólo temporal” y que se alcance un arreglo satisfactorio para todas las partes.

“Hemos sido absolutamente responsables, respetuosos del debido proceso y hemos tenido además un muy buen diálogo durante estas últimas semanas con los accionistas mayoritarios de la compañía, que es Gas Natural Fenosa, pero la intervención es una medida administrativa dentro del marco de la Ley por cuenta del incumplimientos en la legislación vigente en Colombia”, agregó.

Al reiterar que no peligran tratados internacionales, Arce sostuvo que “estamos haciendo respetar la ley colombiana con el absoluto respeto por la inversión privada, pero con la certeza de que es nuestro deber como funcionarios públicos honrar los mandatos legales”.

Al justificar la intervención de Electricaribe, el ministro dijo que había “razones objetivas para remover la administración, entrar a la compañía y tomar posesión de ella. Lo haremos con la absoluta responsabilidad, entendiendo que la prioridad son los usuarios y garantizar ese deber constitucional contemplado en el artículo 365 de la Constitución”.

Electricaribe atribuye la crisis en la prestación del servicio en parte a la falta de pago de numerosos clientes y al fraude en el consumo de electricidad.

Según la empresa, al cierre de septiembre pasado su cartera de clientes morosos ascendía a más de 1.200 millones de euros, que le han creado un problema de caja que le impide hacer las inversiones adecuadas para mejorar el servicio.

Antes de la intervención, representantes del Gobierno colombiano y de Gas Natural Fenosa mantuvieron conversaciones a puerta cerrada en Bogotá para tratar de encontrar una manera de capitalizar a la compañía, pero finalmente no se llegó a un acuerdo.

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Dejar respuesta

cuatro × dos =