Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

El próximo domingo 26 de marzo, como todos los últimos domingos de marzo, vuelve a cambiar la hora. Los relojes se adelantarán de las 02:00 a las 03:00. Y por tanto se dormirá una hora menos.

Pero el cambio horario obedece, en teoría, a una acción encaminada al ahorro de energía que se deriva de una menor necesidad de iluminación. Algo que se ha puesto en duda toda la vida.

Según datos del Instituto para la Diversificación y el Ahorro Energético (IDAE), el ahorro en iluminación propiciado por el cambio durante los meses de verano durante 2017, es decir, de marzo a octubre, se sitúa en 300 millones de euros. De esa cantidad, 90 millones corresponderían a los hogares españoles, lo que supone un ahorro de 6 euros por hogar.

El grupo Selectra ha aprovechado esta jornada para dar una serie de consejos que pueden ayudar a reducir lo que se paga en la tarifa de la luz en los hogares españoles. Estos son sus consejos:

  1. Aprovechar la luz del sol

Con un mayor número de horas de luz, se hace más fácil disminuir el uso de la luminaria. Según Red eléctrica, la iluminación supone un 16% del consumo eléctrico de los hogares. Para las horas de noche, se recomienda utilizar bombillas LED en lugar de las bombillas de bajo consumo y bombillas convencionales, puesto que consumen hasta un 40% y un 90% menos respectivamente.

Además, de deben limpiar con regularidad las fuentes de luz para asegurar la correcta difusión de la misma.

  1. Ajustar el consumo a las horas valle si se tiene DH

Las tarifas con discriminación horaria distinguen entre el horario de verano y el horario de invierno, cambio que se produce en el mismo momento que el cambio oficial de hora, es decir, en este caso el domingo 26 de marzo. El consumidor que tenga DH deberá tener en cuenta los nuevos horarios de verano (siempre que hablemos de la discriminación horaria para las tarifas 2.0DHA y 2.1DHA).

Según Selectra, aquellos usuarios capaces de ajustar sus hábitos de consumo al periodo valle, pueden ahorrar hasta un 18% en su factura final[2].

  • Periodo valle: es el más barato y va de 23:00 – 13:00 (14 horas)
  • Periodo punta: es el más caro y va de 13:00 – 23:00 (10 horas)

3.- Utilizar el aire acondicionado únicamente cuando sea necesario y hacerlo a temperatura no demasiado baja, ya que solicitan una mayor exigencia del aparato y, por tanto, mayor consumo. Cada grado aumenta el consumo energético hasta un 8%.

Lo ideal es mantenerla una temperatura en torno a los 24°C.

4.- Ventilar mejor a primera hora de la mañana, manteniendo una temperatura estable en la vivienda.

5.- La cocina y el horno consumen el 7% de la electricidad, por eso, se recomienda apagarlos unos minutos antes de terminar la cocción para aprovechar el calor residual.

6.- Revisar la potencia contratada en la vivienda. Cada tramo que se rebaja la potencia supone 5,04€ al mes, lo que supone 60€ al año.

7.- Buscar tarifas que ofrezcan mejores precio de consumo, es decir, menor precio por cada kWh, lo cual permita reducir el importe final de la factura.

Si haces todo esto, el ahorro será importante. No lo olvides y vigila siempre tus consumos.

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Dejar respuesta

cuatro − dos =