Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

La pobreza energética se ha convertido en el centro del debate político. Unidos Podemos lleva al Congreso una moción en la que se propone instar al Gobierno a prohibir a las empresas eléctricas cortes en el suministro energético sin consultar con los servicios sociales.

Ahora les toca al resto de grupos parlamentarios secundar la propuesta pero no parece que haya grandes diferencias en torno a esta cuestión. “A priori casi todo lo que presenta Unidos Podemos nos parece razonable”, explica la portavoz socialista de energía Pilar Lucio, “aunque hemos presentado una enmienda que lo mejora como el tema de la fiscalidad, la propuesta del IVA reducido solo beneficiaría a las rentas más altas, o como incluimos en nuestra Proposición de Ley, hay que buscar una solución también para aquellos hogares que no pueden pagar ni el bono social”.

Para el PSOE, “aunque estemos de acuerdo, vamos más allá, la pobreza energética es un problema de modelo energético, una cuestión que ya llevábamos en nuestro programa electoral, y que hemos intentado cambiar en los últimos años, una problemática que no solo preocupa ahora, como quiere hacer creer Podemos, pero con la mayoría absoluta del PP no podían prosperar nuestras PNL”.

Aún así reconoce que “nuestro objetivo es intentar llegar a un consenso entre todos los grupos, y Nadal coincide con nosotros en revisar la sentencia del Tribunal Supremo en donde se anula que las compañías eléctricas deben sufragan el bono social”.

En esa misma línea se posiciona Unidos Podemos. Uno de los portavoces de Energía, Josep Vendrell reconoce que “hay que buscar el consenso y convertir en mayoría nuestra propuesta, y si el PSOE lo mejora bien, porque el objetivo es que pueda salir adelante respetando las cuestiones fundamentales que proponemos”.

¿Y el PP?

PSOE y Unidos Podemos parecen estar de acuerdo. Pero, ¿y el PP? Fuentes populares han explicado a este diario que también van a presentar una enmienda en la que van a apostar por una solución definitiva.

Para ello van a tratar de llegar a un acuerdo con el resto de fuerzas políticas. “Todos queremos que no se corte el suministro”, afirman. Además, los populares pretenden que la nueva normativa salga del Congreso, con ámbito nacional, pero que cuente con el apoyo de todas las Comunidades Autónomas que son las encargadas de administrar las políticas sociales, “y en esto tienen mucho que decir”.

Asimismo, tras la reunión mantenida la semana pasada entre el ministro de Energía y los portavoces de Energía del Congreso de los Diputados, todos están por la labor de que las eléctricas sufraguen el bono social.

El PP quiere que se defina bien, claramente, qué tipo de consumidor se podrá beneficiar de la ventaja, y también quiere que por ley sea financiada por las compañías eléctricas. En este caso, por todas las comercializadoras, no solo por las cinco grandes.

También el PP quiere que las compañías hagan un esfuerzo en materia de transparencia y se cuente la verdad sobre el bono social, sobre qué tarifas son las más baratas (PVPC vs mercado libre).

Y luego queda Ciudadanos, que lo que han dicho en esta materia no difiere mucho sobre lo quieren hacer el resto de fuerzas políticas, por lo que todo indica que hay consenso político para acabar con la pobreza energética. Eso sí, a costa de las eléctricas. ¿Será la primera piedra para un Pacto de Estado de energía?

Otros puntos

La moción no solo contempla que sean las empresas las que asuman el coste en caso de que los servicios sociales justifiquen este impago, sino también incluye una auditoría de costes, reclamar los cobros de los CTCs a las eléctricas, mayor transparencia y una rebaja del IVA eléctrico.

En estos puntos es más difícil que haya un acuerdo. O por lo menos para que salga mañana del Congreso. Por ejemplo, en la auditoría de costes del sistema (algo que tanto Unidos Podemos, PSOE o Ciudadanos llevaban en su programa) es un tema complejo porque, entre otras cosas, se debería explicar cómo lo quieren realizar y cómo lo quieren financiar.

El tema de los CTCs, es algo viene de hace unos años, pero el anterior Gobierno ya intentó que las eléctricas lo devolvieran sin éxito alguno. Este tema, que está ahora en manos de Bruselas podría en un futuro salir adelante siempre y cuando la Comisión Europea se posicionase en contra del supuesto cobro de más por parte de las compañías.

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Dejar respuesta

seis − 5 =