Daniel Navia: “Necesitamos mayor flexibilidad en el ‘paquete de invierno’ para que nos podamos adaptar”

0
Presentación de las propuestas de la Gobernanza de la Unión Energética del Parlamento Europeo.
Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

El Gobierno ve con buenos ojos las propuestas que el Parlamento Europeo ha presentado para la Gobernanza de la Unión Energética, que entre varias medidas, incluye una mayor ambición en los objetivos renovables de cara a 2030 y 2050, hasta llegar a un horizonte 100% renovable.

Sin embargo, Daniel Navia, secretario de Estado de Energía, ha puntualizado que “pese a todo lo más importante es que el proyecto sea percibido por los ciudadanos como generador de riqueza, y más aún, desde un punto de vista político, hay que buscar los aspectos de esa transición energética donde sean asegurados los éxitos lo más rápido posible”.

Por eso, aunque está convencido de que la Unión Energética es un beneficio para todos los europeos y especialmente para los españoles, “con las medidas adecuadas”, Navia ha recordado que “España está en una situación anómala, porque vive limitaciones físicas, no políticas ni técnicas, utilizamos las mismas reglas en el sistema de fijación de precios mayoristas que dieciocho países miembros, sin embargo nos encontramos que no tenemos la capacidad de intercambios energéticos con otros países, por eso la prioridad de nuestro país en la negociación del paquete energético es que el objetivo del 10% de interconexiones en 2030 se convierta en un objetivo vinculante”, y por eso pide, que “el Parlamento Europeo tiene que tener una posición clara, se tienen que acelerar los trámites para que se puedan llevar a cabo esas interconexiones, ya que estamos llevando la regulación por delante de la realidad física”.

Para el secretario de Estado de Energía, en el resto de objetivos, España está en la senda de cumplimiento, no hay más que observar lo ocurrido en la subasta de renovables, donde “se ha demostrado que es posible instalar renovables sin primas, son más eficaces y competitivas, con lo cual podemos ser más ambiciosos en este terreno”. Y respecto a lo ocurrido en este sector en el pasado, Navia ha recordado que “ningun país puede hacer promesas infinitas y sin límites futuros, es imposible asegurar que no tendremos que revertir ninguna política, sobre todo si esas políticas son tan ambiciosas que no son sostenibles económicamente en el tiempo”.

Aún así, Navia recuerda que “la flexibilidad va a ser la clave en el paquete de gobernanza, se necesita para que los países miembros nos podamos adaptar, porque lo importante son los resultados, así que pedimos que se incorporen cláusulas que contemplen opciones para que los países miembros puedan saber a qué atenerse”, y añade que “no hay tallas únicas, cada país necesita su traje, porque si no se hace así, las cosas no saldrán como deben”.

El secretario de Estado ha recordado que el mix eléctrico español tiene que tender hacia un futuro más renovable pero que no tiene “ninguna preferencia por ninguna tecnología”. Aún así ha reconocido que “por el momento y a corto plazo, no podemos prescindir de ninguna de ellas, ni del carbón ni de la nuclear, y debemos enteder que quemar más o menos carbón debe ser secundario, lo más importante es cumplir con los objetivos de las emisiones de CO2 acordadas, y si encaja el consumo de carbón con el límite de emisiones es lo único que nos tiene que importar”.

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Dejar respuesta

10 + 16 =