Demandan a la eléctrica de Puerto Rico por cobrar 1.000 millones de más

0
Sede de la Autoridad de Energía Eléctrica de Puerto Rico, en San Juan. FOTO: EPA
Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail
Sede de la Autoridad de Energía Eléctrica de Puerto Rico, en San Juan. FOTO: EPA
Sede de la Autoridad de Energía Eléctrica de Puerto Rico, en San Juan. FOTO: EPA

Residentes y empresas locales han presentado una demanda colectiva contra la Autoridad de Energía Eléctrica de Puerto Rico (AEE) a la que acusan de aceptar sobornos de sus proveedores internacionales y cobrar un sobreprecio a sus clientes de 1.000 millones de dólares desde 2002.

La demanda, presentada ante el Tribunal Federal en Puerto Rico, acusa a la endeudada compañía pública, una de las mayores empresas de servicios públicos de EEUU, de aceptar sobornos a cambio de hacer negocios con proveedores de combustible que no cumplían con los requisitos federales en materia medioambiental.”Como resultado de este esquema, la AEE pagó en exceso a sus proveedores de combustible y pasó ese sobrecoste íntegramente a los demandantes”, explicó Hagens Berman Sobol Shapiro, la firma con sede en Seattle que ha interpuesto la demanda, en un comunicado.

La demanda se remite a contratos de compra de petróleo de 2002 hasta la actualidad y acusa también a 20 partes más, entre funcionarios públicos de Puerto Rico, laboratorios locales y proveedores de la AEE, entre ellos Petrobras, Trafigura Beheer, Puma Energy Caribe y Shell Trading.

Además, acusa a la AEE de falsificar documentos relacionados con controles de calidad, aceptar cientos de miles de dólares en sobornos y perjudicar así el curso general de la economía puertorriqueña, que atraviesa una de las crisis más prolongadas de su historia.

El Departamento de Justicia de EEUU también está realizando su propia investigación sobre los procesos de compra de combustible de la AEE, que está al borde de la quiebra, con una deuda acumulada de unos 9.000 millones de dólares y un proceso de revisión de su plan de negocio que tiene a sus bonistas en vilo.

Las tarifas de la AEE duplican a la media estadounidense, lo que entorpece la competitividad de las empresas con negocios en la isla, y su servicio es claramente deficiente, con constantes cortes de suministro.

Con cerca de 1,2 millones de abonados, en torno al 70% de la energía que producto lo hace a partir del petróleo, en el que invierte unos 3.000 millones de dólares al año.

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Dejar respuesta

13 + 20 =