Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Era cuestión de tiempo, pero los primeros aerogeneradores de eólica offshore con potencia de 8 MW ya están funcionando. El milagro tecnológico lo han obrado Dong Energy junto a Vestas en el parque Burbo Bank Extension, junto a la localidad británica de Liverpool.

Este parque es uno de los más grandes del mundo, siendo capaz de satisfacer la demanda eléctrica de más de 230.000 hogares. 

Para hacerse una idea, sólo una de estas turbinas de viento produce más energía que la totalidad de Vindeby, el primer parque eólico marino del mundo construido por DONG Energy hace 25 años en Dinamarca.

Esta extensión del parque Burbo Bank, es notoria. En menos de 10 años, en el primer parque se instalaron aerogeneradres de Siemens de 3,6 MW de potencia. Ahora son de más del doble.

Pero la carrera no se para aquí. Ya están trabajando varias empresas en máquinas de 10 o incluso más megavatios.

La capacidad de mejora de la eficiencia de la eólica offshore está abrumando al mercado. En muy pocos años ha conseguido molinos mucho más potentes y a precios muchísimo más bajos. La curva de aprendizaje es casi inigualable a la de otras tecnologías y nadie lo esperaba.

 

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Dejar respuesta

tres + Nueve =