Duro Felguera, otra ingeniería energética con problemas financieros

0
Sede de Duro Felguera.
Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

La firma EY ha incluido un párrafo de énfasis en la auditoría de Duro Felguera en el que advierte de la “incertidumbre” acerca de la capacidad de la empresa para seguir en funcionamiento debido a sus problemas de liquidez, que le han obligado a iniciar conversaciones con los bancos y la búsqueda de un socio estratégico.

El auditor explica que Duro Felguera mantiene negociaciones con las principales entidades financieras de su ‘pool’ bancario para acompasar las necesidades de liquidez y el vencimiento de la deuda a su plan de negocio, al tiempo que estudia, junto con sus asesores, medidas alternativas.

Estas medidas, encaminadas a mejorar la liquidez, a corto y medio plazo, incluyen la entrada de un socio estratégico, la realización de desinversiones en activos no estratégicos y la optimización de la propia organización.

Todos estos elementos “indican la existencia de una incertidumbre material que puede generar dudas significativas sobre la capacidad de la Sociedad para continuar como empresa en funcionamiento de forma que pueda realizar sus activos y liquidar sus pasivos por los importes y según la clasificación con que figuran en las cuentas anuales”, añade el auditor.

A finales de marzo, Duro Felguera ya comunicó a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que contempla como parte del proceso de refinanciación de su deuda la entrada de un socio estratégico y la realizaciones de inversiones ‘non core’.

La empresa también anunció que se encuentra estudiando una operación para mejorar su estructura de capital. Duro Felguera “considera la realización de desinversiones en activos no estratégicos y la optimización organizativa, junto con una operación para reforzar la estructura de capital, pendiente de definir su importe, el instrumento a través del que se reforzará y si se llevará a cabo en una sola operación o en varias sucesivas”, señaló.

Duro Felguera redujo sus ‘números rojos’ un 73% en 2016, hasta 18,19 millones de euros, frente a las pérdidas de 68,8 millones de euros registradas en 2015.

En el momento de anunciar sus resultados, la empresa ya adelantó que se desprenderá de activos no productivos y reforzará el equipo gestor con el nombramiento de un consejero delegado.

A cierre de diciembre 2016, la posición de deuda neta totalizó 225 millones de euros, una mejora de 28 millones de euros frente a los 253 millones de euros registrados en el trimestre anterior, debido principalmente al cobro de más de 9 millones de euros en el proyecto de Termocentro (Venezuela) y a los anticipos de cobros de proyectos en curso.

La compañía achacó el incremento interanual de la deuda neta a la ejecución de los avales del proyecto Roy Hill (Australia) por valor de 88 millones de euros y los sobrecostes asociados los proyectos CVO (Argentina) y Carrington (Reino Unido).

Ante esta situación, la compañía mantiene negociaciones con Bankia, BBVA, Caixabank, Popular, Sabadell y Santander sobre vencimientos de deuda y garantías comerciales. Como parte de este proceso, entre noviembre de 2016 y febrero de este año, PwC completó un IBR (‘Independent Business Review’) que valida el plan de negocio de la compañía.

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Dejar respuesta

4 × 5 =