Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Ecovatios ha lanzado un servicio para promover instalaciones de autoconsumo energético en las comunidades de vecinos. Este tipo de soluciones, basadas en placas solares fotovoltaicas y baterías de litio, permite a los bloques de pisos y urbanizaciones reducir el consumo de sus áreas comunes en hasta un 90%.

La compañía, que ya suministra energía verde a un gran número de comunidades de vecinos, ofrece a partir de ahora a los administradores de fincas la realización de proyectos llave en mano en cualquier punto de España. Este servicio incluye la tramitación administrativa, su ejecución por parte de una ingeniería autorizada por la compañía e incluso la financiación del proyecto, si esta es necesaria.

Para poder recibir una propuesta de proyecto acompañada de un análisis del retorno económico y del ahorro en emisiones, de manera gratuita y en menos de 72 horas, el administrador solo tiene que introducir en la aplicación de la empresa unos datos básicos, como la localización del edificio y el consumo eléctrico anual.

infografia-np-2017

El coste de este tipo de instalaciones depende de su tamaño y de las singularidades de cada comunidad: oscila entre los 5.000 y los 15.000 euros, mientras que los ahorros conseguidos durante la vida útil de la instalación (más de 40 años en el caso de las placas solares) pueden superar hasta cuatro veces la inversión inicial.

Dos tercios de las familias españolas viven en inmuebles que forman parte de comunidades de vecinos, un dato que muestra el potencial de este tipo de instalaciones para reducir las emisiones en el sector residencial. Entre 30 y 40 metros cuadrados resultan suficientes para cubrir la mayoría de la demanda eléctrica de las zonas comunes de una comunidad de tamaño medio. La utilización de baterías de litio permite almacenar energía para cubrir la demanda nocturna o durante las horas de baja radiación solar.

Consumo de piscinas y jardines

Si se dispone del espacio suficiente para la instalación solar, también es posible satisfacer, gracias a la combinación de energía fotovoltaica y baterías, la mayoría del consumo eléctrico asociado a las zonas comunes de grandes comunidades dotadas de equipamientos como piscina, alumbrado exterior, pistas de deporte, jardines y sistemas de riego automático.

Este tipo de proyectos de autoconsumo conectados a la red, regulados por el Real Decreto 900/2015 aprobado en octubre de 2015, son atractivos para cualquier comunidad de vecinos en España, independientemente de su tamaño y ubicación. Además, en muchos casos, las instalaciones están exentas del denominado peaje de respaldo, el conocido como impuesto al sol.

España es el país con el mayor nivel de radiación solar de Europa lo que, junto con la maduración de la tecnología, tanto en el caso de las placas fotovoltaicas como en el de las baterías, nos convierte en un candidato ideal para aprovechar el potencial gratuito e ilimitado de la energía fotovoltaica”, afirma el director general de Ecovatios, Carlos García Buitrón.

“Utilizar la cubierta de los edificios para abastecer los consumos comunes resulta una solución eficiente, sencilla y competitiva económicamente para que una mayoría de ciudadanos pueda contribuir a reducir de manera significativa las emisiones”, añade el primer ejecutivo de la eléctrica.

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Dejar respuesta

tres × 1 =