EDF pondrá en servicio una nueva central nuclear en Francia a finales de 2018

0
Central nuclear de Flamanville, en Francia, propiedad de EDF.
Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

La eléctrica francesa EDF indicó que tiene intención de poner en marcha a finales de 2018 la central nuclear de nueva generación que construye en la costa de Normandía, que acumula retrasos y fuertes sobrecostes, pero sólo lo podrá hacer a condición de cambiar una de sus piezas clave antes de 2025.

En un comunicado, EDF explicó que toma nota del dictamen de la Autoridad de Seguridad Nuclear (ASN), que ayer dio su visto bueno a la entrada en funcionamiento del reactor de tipo EPR de Flamanville pero con la limitación de que la tapa de la cuba del reactor no podrá utilizarse más allá de finales de 2024.

La eléctrica indicó que la sustitución de esa tapa tiene un costo directo de “unos 100 millones de euros”, así como que sus equipos se van a movilizar para desarrollar un método que “permita demostrar que la tapa conserva sus cualidades en el tiempo”.

Si sus pruebas son concluyentes de que esa pieza podría continuar más allá de 2024, formulará una demanda a la ASN para que se lo autorice.

El problema tiene su origen en que Areva, fabricante de la tapa en su planta francesa de Le Creusot, reconoció a finales de 2014 que había una anomalía en la composición química del acero y eso podía suponer un deterioro de su capacidad de resistir a la propagación de una fisura.

Según la ASN, eso implica “una disminución de los márgenes ante el riesgo de una ruptura brutal” y como considera que no está demostrado que se puedan hacer “controles periódicos suplementarios” para asegurarse de que no aparecen otros defectos, impone la sustitución de ese elemento.

Un rechazo de la cuba del reactor de Flamanville habría podido tener consecuencias fatales para este proyecto de central atómica -la única en construcción en Francia, donde la energía nuclear supone el 80 % del consumo de electricidad-.

Sobre todo teniendo en cuenta que acumula grandes retrasos, ya que en un principio se preveía su puesta en funcionamiento en 2012, y que sus costos se han disparado: actualmente se estiman en 10.500 millones de euros, el triple del presupuesto inicial.

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Dejar respuesta

Doce + 14 =