EEUU, en vías de equilibrar sus importaciones y exportaciones energéticas en la próxima década

0
Mariano Marzo.
Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

La Energy information Administration (EIA) del Gobierno de EEUU acaba de publicar su Annual Energy Outlook 2015 (AEO 2015). A mi juicio, una de las principales conclusiones de este estudio es que el crecimiento continuado de la producción de petróleo y gas natural, junto al incremento en el uso de las energías de fuentes renovables y la aplicación de medidas de eficiencia energética focalizadas en la demanda, presentan el potencial suficiente como para equilibrar el balance importador-exportador de EEUU entre 2020 y 2030. Un logro nada desdeñable si tenemos en cuenta que el país citado ha sido un importador neto de energía desde la década de los cincuenta del siglo pasado.

El AEO 2015 analiza las perspectivas en el horizonte 2040 de los mercados energéticos estadounidenses, contemplando, básicamente en función de los futuros precios del crudo, seis escenarios diferentes, denominados: de referencia, de bajo y alto crecimiento económico, de bajo y alto precio del petróleo y de grandes recursos de petróleo y gas.

En el “escenario de referencia”, el precio medio del crudo de tipo Brent se sitúa en 56 dólares por barril en 2015, para posteriormente aumentar de forma progresiva en respuesta al crecimiento de la demanda, aunque el aumento de la producción en EEUU ejerce una cierta presión a la baja que se traduce en que el crudo se mantiene por debajo de los 80 dólares por barril hasta 2020. Con posterioridad a esta fecha, la EIA considera que la producción de crudo estadounidense comienza a declinar, aunque, pese a ello, la extracción en los países ajenos a la OCDE, así como en los países miembros de la OPEP, ayuda a mantener el precio del barril de Brent por debajo de los 100 dólares durante la mayor parte de la próxima década, limitando asimismo el ritmo de incremento de precios hasta 2040, fecha en la que se espera que el barril de Brent se situé en torno a los 140 dólares.

Mariano Marzo.
Mariano Marzo.

Todas estas cifras de precios, expresadas (como las que siguen) en dólares de 2013, sufren variaciones muy significativas en los otros escenarios. Así, en el caso del “escenario de bajo precio del petróleo”, la media del barril de Brent se sitúa en 52 dólares en 2015 y en torno a los 76 dólares en 2040, mientras que en esta última fecha, en el “escenario de precios altos”, el barril alcanza los 252 dólares. Una cifra que casi dobla los 130 dólares previstos en el “escenario de grandes recursos de petróleo y gas” que contempla una producción de petróleo en EEUU mucho mayor que la del “escenario de referencia”.

En la mayoría de los escenarios analizados en el AEO 2015, las importaciones netas de energía de los Estados Unidos experimentan un marcado descenso y acaban por desaparecer en el horizonte temporal considerado (2040). Este hecho es consecuencia de la combinación de un modesto crecimiento de la demanda energética interna y de un notable aumento de la producción de energía a partir de fuentes autóctonas, básicamente petróleo, gas y renovables. De esta manera, en el “escenario de referencia” las importaciones y exportaciones de energía logran equilibrarse a partir de 2028, mientras que en los escenarios de “altos precios del petróleo” y de “grandes recursos de petróleo y gas” dicho equilibrio se alcanza nueve años antes, en 2019.

Según el AEO (2015) en la consecución de tal objetivo resultará fundamental el comportamiento de la demanda. Así, en el “escenario de referencia” se prevé que durante el periodo 2013-2040 el uso de la energía tan solo aumente a un ritmo medio del 0,3% anual, frente al 2,4% del crecimiento económico y el 0.7% del crecimiento demográfico. Las expectativas son que la disminución del consumo final de energía en los sectores del transporte y residencial compense parcialmente el crecimiento experimentado en otros sectores. Dicha disminución del consumo reflejaría los efectos de las medidas ya implementadas para incrementar la eficiencia energética, así como la irrupción de nuevas tecnologías en dicho ámbito.

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Dejar respuesta

Trece + dieciocho =