Eficiencia vs Petróleo

0
Mariano Marzo.
Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

En su ultimo World Energy Outlook 2014 (WEO 2014), la Agencia Internacional de la Energía (IEA) presenta una serie de comentarios en torno a la eficiencia energética que, a mi juicio, merecen ser destacados.

Según la AIE, la mejora de la eficiencia se está convirtiendo en una prioridad en la política energética de muchos países, particularmente en el sector del transporte. En este sentido, la Agencia recuerda que hoy en día mas del 75% de las ventas mundiales de coches deben ajustarse a estándares de eficiencia energética, lo que en el New Policies Scenario se traduce en que la demanda de petróleo por el sector del transporte tan solo aumentará un 25% de aquí a 2040, pese a que durante el mismo periodo el número de coches y camiones en circulación por las carreteras del mundo se habrá duplicado. De este modo, en 2040, los esfuerzos en eficiencia energética habrán reducido el crecimiento total de la demanda mundial de petróleo en unos 23 millones de barriles diarios (una cifra que supera la producción conjunta actual de Arabia Saudí y Rusia).

Por otra parte, el New Policies Scenario contempla que para la fecha citada las medidas en eficiencia energética aplicadas por la industria y el sector de generación eléctrica, frenará el crecimiento de la demanda de gas natural en 940.000 millones de metros cúbicos (un volumen mayor que la actual producción en Norteamérica).

Mariano Marzo.
Mariano Marzo.

Asimismo, el WEO 2014 considera que además de reducir el coste de las importaciones de energía y los impactos medioambientales, la mejora de la eficiencia energética también puede ayudar, en parte, a dar respuesta a la preocupación, especialmente arraigada en aquellos países dependientes de las importaciones de hidrocarburos, de que los precios relativamente altos del gas natural y de la electricidad suponen una desventaja competitiva para sus industrias intensivas en energía.

En cualquier caso, la AIE advierte que las disparidades regionales en los precios de la energía persistirán en el futuro, de manera que de aquí a 2040 Norteamérica seguirá ostentando los costes energéticos más bajos: las previsiones apuntan a que para dicha fecha la cantidad media gastada por unidad de energía final en Estados Unidos será inferior a la de China a finales de la década de 2020 y casi un 30% menor que la de la Unión Europea.

En 2013, las subvenciones a los combustibles fósiles sumaron un total de 550.000 millones de dólares, más de cuatro veces las asignadas a las energías renovables, con la particularidad de que las primeras están, además, frenando las inversiones en eficiencia energética y en renovables. La AIE estima que en Oriente Medio se utilizan cerca de 2 millones de barriles diarios de crudo y productos petrolíferos para generar electricidad, dándose el caso de que las principales tecnologías renovables no resultan competitivas frente a lascentrales térmicas de fuel porque el combustible que alimenta a estas esta subvencionado. En el caso del transporte, la AIE ofrece otro dato muy ilustrativo: en Arabia Saudí, hoy por hoy, comprar un vehículo dos veces más eficiente que la media supone un gasto inicial adicional cuyo periodo de recuperación, gracias al ahorro de combustible, es de unos 16 años, un periodo que se reduciría a 3 años si la gasolina no estuviera subvencionada.

¡Nunca insistiremos lo suficiente para transmitir a la ciudadanía y a nuestros representantes en las administraciones la importancia del tema de la eficiencia!

Mariano Marzo es catedrático de Recursos Energéticos de la Universidad de Barcelona y miembro del Consejo Editorial de El Periódico de la Energía

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Dejar respuesta

12 − dos =