El cambio fraudulento del contrato de la luz renace con el subidón del precio de la electricidad

0
Unos comerciales quieren vender una nueva tarifa eléctrica a una usuaria. FOTO: Facua.
Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

La subida del precio de la luz que se experimentó el pasado mes de enero ha tenido consecuencias políticas y económicas. Hasta el momento, los partidos políticos de la oposición han mostrado su rechazo al aumento de los precios y hasta reclamaron en el Congreso la necesidad de alcanzar un “gran acuerdo” en materia energética para frenar las subidas.

Pero según la asociación de consumidores Facua, las consecuencias de la subida de la luz no repercutirán solamente en los bolsillos de los consumidores, sino que algunos de ellos pueden o han podido verse sorprendidos por mayores alteraciones en la factura como son el traslado de compañía o el cambio de tarifa.

Se trata de los usuarios víctima del ‘slamming’, una práctica fraudulenta que según denuncian desde esta asociación de consumidores aumenta con cada hecho noticiable relacionado con el sector energético.

El término ‘slamming’ hace referencia a una práctica fraudulenta que consiste en, a través de la visita de comerciales a los hogares, cambiar a los usuarios de una compañía de tarifa o hasta trasladarles el contrato a otra empresa sin informarles debidamente.

Así, estos visitantes pueden estafar a los clientes haciéndoles firmar un nuevo contrato sin que estos lo lean o hasta conseguir cambios en el contrato o establecer un nuevo acuerdo a través de la falsificación de sus firmas.

“Las empresas que lo practican son principalmente del sector eléctrico”, explica el portavoz de Facua, Rubén Sánchez. “El sector eléctrico es uno de los más denunciados por los consumidores, está en cuarto lugar, por detrás de la banca”, añade Sánchez.

Él asegura que durante el mes de enero, con la subida del precio de la luz, han aumentado los casos de denuncias de estafa de este tipo. Según el portavoz de Facua, los timadores han aprovechado la ocasión para presentarse en casa de los clientes con la intención de conseguir que firmasen nuevos contratos utilizando como excusa que de esa manera conseguirían no verse afectados por el aumento del precio del servicio eléctrico.

¿QUIÉNES SON LAS VÍCTIMAS?

Sánchez asegura que no hay un perfil de víctima potencial. Sostiene que desde su asociación se encuentran con denuncias de todo tipo de consumidores y recomiendan a todos ellos denunciar los hechos ante la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) a quienes deben dirigirse a través de una denuncia escrita.

¿CÓMO PREVENIR SER ESTAFADO?

“Se puede prevenir no aceptando ningún tipo de visita de ningún comercial de ninguna compañía”, argumenta Rubén Sánchez. El portavoz de Facua recalca que la importancia de no enseñar a ningún visitador ninguna factura. “Hay que partir de que generalmente los comerciales vienen a engañar”, sentencia Sánchez.

¿CÓMO RETORNAR A LA TARIFA ORIGINAL?

En caso de haber sido víctima de un cambio fraudulento de tarifa a través de la firma no informada de un nuevo contrato, desde Facua recomiendan explicar a la compañía con la que se tenía un contrato que ha se ha sido víctima de estafa y solicitar volver al estado original.

Si la estafa viene por parte de un comercial de la misma compañía que se tiene contratada, se debe volver a solicitar también el retroceso al contrato anterior.

En los casos en los que el usuario no ha firmado un contrato nuevo y ha sido víctima de una falsificación de su firma, la asociación de consumidores recalca que puede plantearse no pagar los meses en los que se le cobre una factura fraudulenta.

En el caso de que la factura se pague antes de contactar con la compañía o no se informe a tiempo al banco para que devuelva el recibo, la recomendación pasa por presentar una denuncia de cara a acreditar que se ha cometido un fraude.

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Dejar respuesta

cuatro × 5 =