El Congreso debate la primera iniciativa para prohibir el fracking y paralizar los proyectos en marcha

0
Pozo de fracking en el Reino Unido.
Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

La Comisión de Agricultura del Congreso debatirá la primera de las iniciativas parlamentarias registradas para prohibir el fracking en todo el país y para paralizar los proyectos de fractura hidráulica que ya están autorizados.

En su proposición no de ley, recogida por Europa Press, el PSOE argumenta que el fracking plantea numerosas dudas sobre el riesgo que supone para el medio ambiente y cita diferentes informes que ponen sobre la mesa “dudas razonables” sobre esta técnica y destacan “el elevado riesgo para las personas y el medioambiente” que conlleva.

Por eso, los socialistas recuperan una propuesta que ya registraron en la pasada legislatura para exigir al Ejecutivo que cambie la normativa y prohíba la fractura hidráulica en el país, a la vez que suspende cautelarmente los proyectos ya en curso o los permisos concedidos pero que aún no han empezado a ejecutarse.

Finalmente, solicitan derogar todos aquellos artículos de la normativa que favorezcan la exploración, investigación y explotación de hidrocarburos que utilicen técnicas de fractura hidráulica, garantizando la preservación de la salud pública y el medio ambiente.

Se acordó hace dos años

El fracking consiste en la inyección de grandes cantidades de fluido a alta presión en el subsuelo con el propósito de liberar hidrocarburos que se hallan atrapados en vetas de rocas profundas para poder extraerlo. Contra su utilización se han manifestado también con sus propias iniciativas parlamentarias Unidos Podemos, ERC y Compromís.

Es muy probable que el texto socialista salga adelante ya que en marzo del año pasado la Comisión de Industria del Congreso ya aprobó una propuesta similar de ERC con el apoyo de PSOE, Podemos, Democracia y Libertad y el PNV, y pese a los 16 votos en contra de PP y Foro Asturias (FAC).

Entonces, los cinco diputados de Ciudadanos se abstuvieron, a pesar de que dos años antes se habían sumado a un pacto para pedir la prohibición del fracking junto con el PSOE, la Izquierda Plural (IU-ICV-CHA), ERC, Compromís, Equo, BNG, Amaiur, Geroa Bai, Coalición Canaria, Nueva Canarias, CHA, Podemos, la Confederación de los Verdes Els Verds Berdeak Os Verdes, Los Verdes-GiraMadrid y los del País Valenciano, PACMA, Izquierda Anticapitalista y la Plataforma por un nuevo modelo energético.

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Dejar respuesta

uno × tres =