El Consejo de Endesa aprueba la oferta de Enel por sus activos latinoamericanos

1
Borja Prado, presidente de Endesa. FOTO: Daniel Santamaría.
Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

El Consejo de Administración de Endesa ha aprobado este miércoles la venta de sus activos en Latinoamérica a su matriz Enel por 8.253 millones de euros, un importe que se distribuirá íntegramente en forma de dividendo en efectivo.


En un comunicado remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Endesa ha explicado que la operación tendrá que contar con el visto bueno de la Junta General de Accionistas y, por ello convoca una extraordinaria para el próximo 21 de octubre.

Una vez que esta Junta apruebe la oferta y se ejecute la venta, Endesa propondrá a sus accionistas la distribución de un dividendo en efectivo por la totalidad del importe obtenido por los activos, 8.253 millones, es decir, 7,795 euros brutos por título.

Recordamos que con esta operación Enel sólo desembolsará 650 millones de euros a Endesa, que irán a los pequeños accionistas que poseen el 8%restante que no tiene el grupo italiano, que vería como 7.600 millones volverían a sus arcas con el pago del dividendo.

La eléctrica ha detallado que la oferta presentada por Enel, propietaria de un 92 % del capital de Endesa, ha contado con el visto bueno de la comisión de independientes constituida en julio y con informes favorables elaborados por asesores financieros, estratégicos y jurídicos.

Estos expertos habían sido contratados por la compañía para valorar la oferta “desde la perspectiva del interés social de Endesa”.

Enel presentó la pasada semana una oferta de 8.253 millones para hacerse con la participación del 60,62 % que la eléctrica española tiene en Enersis, sociedad que concentra sus activos en Latinoamérica.

Este importe está basado en un precio implícito por acción de Enersis de 215 pesos chilenos (unos 0,28 euros), una vez descontados 144 millones de euros en concepto de costes de estructura y pasivo neto de Endesa Latam.

En la presentación de la propuesta, Enel ya avanzó que, tras el cierre de ambas operaciones -previstas para el último trimestre del año-, abordará el “oportuno análisis” del futuro de la española.

Este futuro pasa por una posible “redefinición de la estructura financiera de Endesa”, lo que podría significar un aumento de la deuda para el reparto de un dividendo adicional, según expertos.

Por otra parte, Enel también planteó la “posibilidad” de llevar a cabo “eventuales operaciones en el mercado de capitales” para poner en valor su participación en Endesa y “resolver” la limitada liquidez de estos títulos.

Actualmente, solo un 8 % del capital de Endesa cotiza libremente en bolsa -el denominado “free flow”-, lo que afecta negativamente a la liquidez del valor, una cuestión que forzó la salida de la eléctrica del Ibex 35.

Una de las opciones que se barajan, según fuentes del mercado, es realizar una oferta pública de venta para aumentar este “free flow” hasta entre un 25 % y un 30 % del capital de Endesa y dar entrada así a nuevos accionistas.

El sindicato CCOO ha advertido de su “preocupación” sobre la posibilidad de que Endesa se convierta en una “simple filial” de Enel tras la venta de Enersis, ya que esta operación “reducirá significativamente la capacidad de negocio y los futuros beneficios de una compañía que se queda sin perspectivas para sobrevivir en el mercado energético actual”.

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

1 Comentario

Dejar respuesta

4 × 4 =