El Consejo de Estado replica a Asece que las enmiendas a la Ley pueden aprobarse sin su informe

0
José Manuel Romay Beccaría, presidente del Consejo de Estado. FOTO: EFE
Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

El Consejo de Estado ha remitido un escrito a la Asociación Española para la Calidad de la Edificación (Asece) en el que indica que las enmiendas a una ley aprobadas por los grupos políticos en las Cortes Generales no requieren un informe previo de la institución.

En el escrito, al que ha tenido acceso Europa Press, la institución presidida por José Manuel Romay de Beccaría responde a una denuncia de Asece acerca de la ausencia de informe del Consejo de Estado en la transposición de la normativa sobre eficiencia energética a la legislación española.

En concreto, la asociación denunciaba que la ley de racionalización del Sector Público, informada por el Consejo de Estado en su anteproyecto, había incorporado posteriormente en su paso por el Senado una enmienda que añadía una disposición adicional, la decimotercera, en la que se transponían normas comunitarias sobre eficiencia, sin haber sido sometida en este caso al análisis de la institución consultiva.

En la respuesta a Asece, el Consejo de Estado reconoce que el anteproyecto que le remitió el Gobierno “no contenía previsión alguna destinada a la transposición del Derecho Europeo” y que, en efecto, esta transposición se realizó en el trámite parlamentario a través de una enmienda.

No obstante, recuerda que las Cortes Generales representan al pueblo español, mientras que el Consejo de Estado es el “supremo órgano consultivo del Gobierno”, de modo que su labor “no se extiende a las enmiendas presentadas por los grupos parlamentarios, con independencia de si mediante ellas se incorporan o no al Derecho interno previsiones del ordenamiento europeo”.

Práctica abusiva

El presidente de Asece, Adrián Sánchez Molina, considera que, con esta práctica, “el Gobierno utiliza las enmiendas para saltarse al Consejo de Estado”. La asociación entiende que, de esta forma, el Ejecutivo incurre en una “práctica abusiva”. “Ahora, pasados siete meses, comprobamos que la maniobra del Gobierno no era otra más que mantener entretenidos a los sectores implicados, que demandaban desde noviembre 2012 diálogo con el Gobierno para la transposición de la citada Directiva Europea”, lamenta.

Para el presidente de Asece, “la mediocridad legislativa del Gobierno es patética, sobre todo si está relacionada con la energía”. De esta forma, sostiene, la ley Ley 15/2014 y la Ley 18/2014 han incorporado parcialmente la Directiva Europea 2012/27/UE relativa a eficiencia energética sin el dictamen del Consejo de Estado.

Asece también señala que en febrero el Gobierno abrió un periodo de información pública del proyecto de real decreto por el que se transpone la Directiva Europea 2012/27/UE, al que la asopciación presentó alegaciones. “Finalmente este proyecto de real decreto terminó en el limbo legislativo”, afirma Sánchez Molina.

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Dejar respuesta

diecisiete − 4 =