Adiós diésel; hola gasolina y coches eléctricos

0
Tubo de escape.
Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

El caso del software ilegal que instaló el consorcio alemán Volkswagen en algunos de sus vehículos diésel y las prohibiciones y restricciones al tráfico que están anunciando los ayuntamientos de algunas ciudades españolas y europeas han motivado un cambio de tendencia hacia una ‘gasolinización‘ del mercado, que cada vez cuenta con una cuota mayor de vehículos eléctricos e híbridos, aunque todavía en niveles discretos.

El pasado mes de junio, la cuota de ventas de coches de gasolina superó, por primera vez en décadas, a la de los coches diésel, con un 47,7% frente a un 47,6%, una situación que se volvió a repetir en el séptimo mes del año, con un 47,5% de gasolina, un 47,3% de diésel y un 5,2% de vehículos eléctricos e híbridos, según datos de la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac).

Este cambio de ciclo pone de manifiesto el impacto del ‘diéselgate’ y de las medidas restrictivas de los ayuntamientos sobre la tecnología diésel, en favor de los modelos de gasolina y de los automóviles impulsados con nuevas tecnologías, que están experimentando fuertes crecimientos de ventas, pero que todavía tienen una presencia reducida en el conjunto de las matriculaciones.

En los siete primeros meses del año, las entregas de vehículos eléctricos alcanzaron un volumen de 3.636 unidades, lo que supone un aumento del 33%, mientras que los vehículos híbridos comercializados en este período se situaron en 32.072 unidades, un 90,6% más.

“AL DIÉSEL LE QUEDA AÚN UNA DÉCADA”.

En relación con este fenómeno, el presidente de Automovilistas Europeos Asociados (AEA), Mario Arnaldo, explicó que la pérdida de cuota de los coches diésel en favor de los gasolina se produce después de que hace años se registrara una “dieselización” del mercado y señaló que al diésel todavía le queda “una década”.

En declaraciones a Europa Press, Arnaldo recordó que entre 2006 y 2016 la gasolina pasó de tener una cuota del 31,2% al 42,3%, mientras que la del gasóleo se redujo del 68,7% al 57,2% y destacó que en junio de 2017 el diésel fue superado por la gasolina, una tendencia que no prevé que se mantenga en el conjunto del año.

“El diésel todavía tiene recorrido durante una década, por lo que los clientes tendrán diez años para amortizar su coche”, aseguró el presidente de AEA, al tiempo que afirmó que a largo plazo los híbridos y eléctricos ganarán la partida a los modelos de gasóleo, aunque afirmó que su repercusión todavía “es baja”.

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Dejar respuesta

19 + diecinueve =