El efecto Iberdrola: los analistas se rinden ante los buenos números de la eléctrica

0
Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Los analistas han valorado de forma muy positiva el alto ritmo inversor de Iberdrola hasta 2020 y la previsión de un crecimiento de su beneficio neto para el cierre de este ejercicio por encima del esperado, tras los resultados de la compañía correspondientes a los nueve primeros meses presentados ayer.

En concreto, Goldman Sachs, Deutsche Bank e Investec han decidido incrementar el precio objetivo de las acciones del grupo presidido por Ignacio Sánchez Galán.

Goldman Sachs, que mantiene su recomendación de comprar e incrementa el precio objetivo de Iberdrola a 7,25 euros por título, desde los 7 euros anteriores, destaca los resultados previstos por la compañía, que serán planos en 2017 pero experimentarán un gran aumento en 2018 gracias al incremento de activos.

Además, la entidad señala el incremento del dividendo en línea con la evolución del beneficio neto, así como la aceleración de las inversiones del grupo.

Por su parte, HSBC, que fija un nuevo precio objetivo para la energética de 7 euros por acción, frente a los 6,7 euros anteriores, valora la evolución del dividendo, así como las perspectivas de crecimiento a medio plazo del grupo.

“Aunque no se ha fijado ningún compromiso, creemos que el incremento del 8% en el dividendo a cuenta de 2016 implica que el dividendo por acción para este año podría incrementarse por encima del 5% que era el planteamiento inicial. Incrementamos nuestra estimación hasta un dividendo por acción con cargo a 2016 de 0,3 euros por título”, añade.

Para Deutsche Bank, que eleva el precio objetivo de 6,5 euros a 6,9 euros por acción, subraya el aumento de capacidad eólica en Estados Unidos y México, frente a la prevista inicialmente en la ‘hoja de ruta’ del grupo para el periodo 2016-2020, mientras que Investec, que otorga un precio objetivo a Iberdrola de 7,5 euros, frente al anterior de 7 euros, considera que el grupo es “la ‘utility’ de mañana que ya existe hoy”.

Asimismo, JP Morgan subraya que el crecimiento de Iberdrola hasta 2020 estará respaldado por un alto ritmo inversor, aunque en ningún momento sacrificará la remuneración al accionista.

“Los directivos de Iberdrola evitaron concretar más la previsión de beneficio neto para el cierre de 2016, pero consideramos que este incremento del 8% en el dividendo a cuenta es una clara indicación de su visión y nuestra estimación es de un aumento del 8,9%”, indica el analista.

Por su parte, las entidades Morgan Stanley, JBCM y BBVA coinciden en destacar el potencial tanto en beneficio como por dividendo del grupo energético.

“Creemos que Iberdrola está bien posicionada para ofrecer un crecimiento tanto del beneficio por acción como del dividendo por acción por encima de sus competidores”, explica el analista de Morgan Stanley.

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Dejar respuesta

cinco × uno =