Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

En pleno concurso de acreedores, GES (Global Energy Services) tiene todavía algunos flecos que cerrar. Entre ellos, el proceso de ERE/ERTE de los trabajadores. Pero “como todas las decisiones tienen que estar autorizadas por el juez del juzgado mercantil y todavía no ha sido designado, se está retrasando más de lo que les gustaría a la plantilla”, señalan fuentes conocedoras.

Mientras tanto, la mesa negociadora lleva ya en marcha desde el pasado 2 de diciembre y, según normativa, “la empresa le debería haber entregado ese mismo día la información relativa al número de trabajadores que entran en el ERE y el plan de viabilidad de la compañía, pero como antes tiene que aprobarse en los juzgados, no se ha podido hacer”. A partir de entonces, sindicatos y empresa tendrían 30 días para iniciar el periodo de consultas y negociar el proceso de despidos.

“Se está en un tiempo de ‘in pass’, algo que solo ocurre en el 0,1% de los casos, pero lo realmente preocupante es la, cada vez mayor, falta de liquidez de GES y los posibles impagos de nóminas, no se sabe aún si se pagará la extra de Navidad e incluso el mes de diciembre, sin olvidar el desgaste emocional y social que esta situación supone para cada uno de los trabajadores”, explican.

Aunque no se saben las cifras exactas, las fuentes calculan que “se estaría hablando de alrededor de unos 200 trabajadores en el ERE/ERTE, un tercio de lo que queda de plantilla, es decir, los trabajadores de las oficinas, los servicios generales, el BoP (Balance of Plant), el mantenimiento eólico que quede para GES en España y los trabajadores fuera del país pero con contrato de GES”.

Mientras tanto Cristian Lay sigue sin manifestarse claramente por la compra de GES, “pero Gamesa ha acordado mantener los parques de Galicia, de León, de Zamora y de Canarias, una condición negociada con el inversor, por tanto es razonable pensar que sigue la operación de adquisición”, añaden.

Para el resto de parques eólicos, el gigante eólico ha informado de que al finalizar los contratos con GES el 31 de diciembre, las nuevas contratas iniciaran su actividad el 1 de enero de 2017. “La empresa está negociando las condiciones con los representantes en los centros de trabajo y probablemente pretendan finalizar antes del 24 de diciembre”, advierten.

Por el momento se desconoce si GES mantendrá también los parques de Gamesa de Aragón o cambiará de manos pero los trabajadores de Cádiz y de Huelva ya prestan sus servicios en una nueva empresa.

“También GES tiene el mantenimiento de otros fabricantes, y en el caso de Alstom (hoy ya General Electric), se está a la espera de conocer si mantendrán los contratos o si los pierden”, concluyen.

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Dejar respuesta

uno × uno =