El fondo petrolero noruego excluye a diez compañías vinculadas al carbón

0
El Fondo de Pensiones Global del Estado noruego.
Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

El Fondo de Pensiones Global del Estado noruego, que invierte los ingresos de gas y petróleo en el extranjero, ha excluido de su cartera de inversiones a diez compañías con intereses en la extracción de carbón.

El considerado mayor fondo soberano del mundo, con un valor de mercado de 850.000 millones de euros, ha descartado el último año a 69 compañías, y puesto bajo observación a otras 13, siguiendo una nueva regla aprobada por el Parlamento que afecta a empresas en las que el 30% de su actividad o ingresos estén vinculados al carbón.

El anuncio afecta a la brasileña Eneva, la checa CEZ, las estadounidenses Great River Energy y Otter Tail, las chinas Huadian Energy y SDIC Power, la surcoreana Korea Electric Power, la malaya Malakoff, la polaca PGE Polska Grupa Energetyczna y a HK Electric Investments & HK Electric Investments, de Hong Kong.

Otras dos compañías, las estadounidenses NorthWestern y General Electric Company, han sido puestas bajo observación.

El fondo es gestionado por el banco Norges Bank Investment Management (NBIM), que depende a su vez del Ministerio de Finanzas, y sigue las recomendaciones anuales del denominado Consejo Ético.

La misión de este organismo es buscar que las inversiones se ajusten a los criterios fijados en 2004 y actualizados en varias ocasiones desde entonces.

En su lista negra figuran, por ejemplo, empresas armamentísticas como Lockheed Martin y Boeing, por producir armas atómicas; tabacaleras como Reynolds American y Philip Morris, o la minorista estadounidense Walmart, por violaciones sistemáticas de los derechos humanos.

El fondo ganó el año pasado 447.000 millones de coronas noruegas (50.500 millones de euros) y obtuvo un rendimiento medio en sus inversiones del 6,9%, frente al 2,7% de 2015.

El 62,5% de su cartera estaba invertido a 31 de diciembre pasado en el mercado bursátil, mientras que el 34,3% se destinó a deuda pública y, el resto, al sector inmobiliario.

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Dejar respuesta

cuatro + 7 =