El Gobierno controlará aún más el precio de la luz en año de elecciones

1
El ministro Soria en el Congreso de los Diputados. FOTO: EFE.
Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail
El ministro Soria en el Congreso de los Diputados. FOTO: EFE.
El ministro Soria en el Congreso de los Diputados. FOTO: EFE.

El Gobierno quiere tener el poder del precio de la electricidad. Si hace unos días El Periódico de la Energía hablaba de cómo los partidos que han gobernado han utilizado el precio de la luz a su antojo para ganar elecciones, el Ejecutivo de Mariano Rajoy no iba a ser una excepción. Pero, ¿cómo lo hará?

“El Gobierno establecerá la estructura y condiciones de aplicación de los peajes de acceso a las redes de transporte y distribución”. Es la modificación del artículo 16.2 de la Ley del Sector Eléctrico, que el Partido Popular ha metido como enmienda en una nueva ley que no tiene nada que ver con el sector de la energía. Es la denominada Ley de Metrología, tal y como adelantó eldiario.es.

Con esto, el Gobierno le quita todo el poder a la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), que hasta ahora se encargaba de la metodología para el cálculo de la parte de los peajes de acceso a las redes de electricidad correspondientes a los costes de transporte y distribución.

Todavía no está aprobada la norma, pero con la mayoría absoluta del PP en el Congreso y Senado es complicado que no salga adelante la enmienda. Además, el hecho de que inserten este significativo cambio en una norma que no tiene nada que ver con el sector eléctrico. Se trata de coger más poder y control sobre el precio de la luz justo cuando se aproximan las elecciones.

Establecer la estructura y condiciones de aplicación de los peajes de acceso significa que el Gobierno toma el control del 40% del recibo eléctrico. La factura se divide aproximadamente en 35% consumo eléctrico, 25% impuestos y el otro 40% peajes eléctricos, en los que cabe destacar los costes políticos del recibo, las primas a renovables, los costes extrapeninsulares, etc.

De esta manera, el Gobierno podrá decidir qué hacer en todo momento con el recibo de la luz. Y eso de cara a los comicios generales del próximo año se antoja como una intervención más en el sector eléctrico, al que probablemente no le haga mucha gracia que el Gobierno se encargue de ello, cuando el presidente de Unesa, Eduardo Montes y otros presidentes de eléctricas han dicho por activa y por pasiva que se debería liberalizar del todo el mercado y tener un regulador más independiente de las manos de los políticos.

La semana pasada, el secretario de Estado de Energía, Alberto Nadal, aseguró en el Congreso que el Gobierno no tiene pensado tocar los peajes, ya que el sistema eléctrico tendrá ingresos suficientes para que el consumidor no se tenga que ver afectado.

Esto recuerda a las medidas que tomó el anterior Gobierno del PP que controló durante buena parte de su mandato el precio de la luz para que no se disparase el IPC y así poderse ganar la confianza de los ciudadanos. Asistimos pues a una nueva actitud por parte del Gobierno, que en menos de un año ha intervenido el precio de la luz de dos maneras diferentes. La última la de diciembre del año pasado, cuando suspendió la subasta del mercado eléctrico, que anunciaba una subida de la luz de casi el 11%. Y ahora, controlará los peajes. 

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

1 Comentario

Dejar respuesta

cinco + quince =