El Gobierno manchego recurre el auto que suspende la ampliación del área de protección ambiental del ATC

0
Villar de Cañas, el pueblo elegido para albergar la sede definitiva del Almacén Temporal Centralizado de Residuos Radiactivos (ATC). EFE/Archivo
Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

El Gobierno de Castilla-La Mancha ha recurrido el auto judicial que suspende el decreto que ampliaba la Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA) de la Laguna de El Hito e impedía la construcción del Almacén Temporal Centralizado (ATC) de residuos nucleares de Villar de Cañas (Cuenca).

El consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, ha indicado en una entrevista radiofónica con la Cadena SER: “Hoy mismo el Gobierno regional recurre el auto que decreta la suspensión cautelar de la protección de ese espacio natural”.

Martínez Arroyo ha justificado la presentación del recurso porque el Gobierno castellanomanchego entiende “que esa suspensión cautelar pone en riesgo la decisión sobre el fondo de la cuestión, que está pendiente de sentencia, que es sobre si el espacio debe estar o no protegido”.

En este sentido, ha añadido: “Respetamos el auto pero no lo compartimos, creemos que antes de las cuestiones nucleares están las prioridades ambientales, los poderes públicos tenemos la obligación de proteger el medio ambiente, lo dice el artículo 45 de la Constitución”.

A Martínez Arroyo no le parece “razonable” suspender cautelarmente la aplicación de la protección ambiental sobre un espacio, sino que opina que “la cautela debería ser por la protección del espacio”.

Y ha reiterado: “El medio ambiente, desde nuestra perspectiva, está muy por delante en prioridad de la política nuclear”.

Por otra parte, ha informado que el Gobierno regional ha enviado un informe a la empresa Enresa, en el que se pone de manifiesto “que en la zona no se puede, desde el punto de vista del medio ambiente, construir un basurero nuclear, con independencia de que esté dentro de una zona ZEPA o no”.

El informe ha sido elaborado por Dirección General de Espacios Naturales y Política Forestal de Castilla-La Mancha a solicitud de la propia Enresa, porque así se lo ha requerido la autoridad ambiental, que es el Ministerio de Agricultura y Pesca, Medio Ambiente y Desarrollo Rural (Mapama).

El Mapama ha solicitado a Enresa un informe de la autoridad ambiental en Castilla-La Mancha, porque la zona estaba protegida desde octubre de 2016 por el decreto que ha suspendido cautelarmente el TSJCM.

En el informe se indica que el proyecto tiene muchas deficiencias en relación la protección del espacio natural, “porque el planteamiento de Enresa no tiene en cuenta cuestiones que no tienen que ver con que el terreno esté en una zona ZEPA”.

Entre estas cuestiones figuran que no se recojan los riesgos geológicos y radiológicos sobre el territorio, los impactos sobre el régimen hidrológico del río Záncara o que el Plan de Ordenación Municipal (POM) de Villar de Cañas en estos momentos está anulado.

Martínez Arroyo ha afirmado: “Parece increíble que a estas alturas todavía se quiera seguir construyendo en Villar de Cañas este basurero nuclear, sin cumplir ni siquiera los mínimos desde el punto de vista ambiental e incluso urbanístico, lo cual nada tiene que ver con que el espacio esté más o menos protegido”.

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Dejar respuesta

seis − 5 =