Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

El pasado mes de enero se dieron cita una serie de circunstancias adversas que hicieron que el precio de la luz se disparase. Entre la ola de frío que multiplicó el consumo eléctrico, la parada técnica de las nucleares francesas y la escasez de viento y de agua en España, obligó a que se pusieran en marcha los ciclos combinados y que repuntara no solo la demanda de gas sino también sus precios, tan exorbitados que se llegó a rozar los 100 €/MWh en el mercado mayorista eléctrico.

En esa situación tan excepcional, todos miraron al MIBGAS, al Mercado Ibérico del Gas, que cumplía un año de funcionamiento y que apenas influía en la creación de precios. Por eso, días después, el ministro de Energía anunció una reforma de este mercado con dos medidas: “una de ellas es poner en marcha la figura de un creador de mercado, que consiga más oferta de gas dentro de ese mercado, que compre gas y venda gas para que haya más competencia y más oferta”, y la segunda “de manera obligatoria, el Gobierno determinará que otras empresas, los operadores dominantes, también puedan realizar la misma labor, lo que permitiría conseguir más ofertas, y para ello la CNMC deberá desarrollar una metodología previa cuanto antes”.

La primera medida entró en funcionamiento ipso facto, siendo Gunvor International el primer ‘market maker’ voluntario. La segunda requería de un informe de la CNMC en donde se hiciera una Propuesta de Metodología para el establecimiento de obligaciones de Creador de Mercado a los Operadores Dominantes, y el regulador hizo pronto sus deberes porque a finales de marzo lo publicó.

Sin embargo, el Gobierno no ha dado el último paso para que los operadores dominantes, esto es, Endesa y Gas Natural Fenosa, comiencen a funcionar como market makers obligatorios, ¿por qué?

Fuentes del sector señalan que el Ministerio de Energía estaría esperando la publicación del informe anual de la CNMC que, según se recoge en la Disposición adicional trigésimo cuarta de la Ley 8/2015, de 21 de mayo, del Sector de Hidrocarburos, debe analizar e incluir “recomendaciones en relación al nivel de liquidez, la transparencia y el nivel de competencia del mercado organizado de gas”, y que aún no ha sido publicado el del primer año de vida del MIBGAS, el del 2016.

Pero fuentes de la CNMC no consideran imprescindible ese informe y en cualquier caso, prevén que esté antes de que acabe este año.

“La incorporación de Endesa y Gas Natural Fenosa como creadores de mercado obligatorios podría dar más volumen, más liquidez y también, como consecuencia, mejores precios en el MIBGAS, porque, aunque este mercado va creciendo poco a poco, apenas es el 4% del volumen de negocio total de gas en España, y no hay más que comparar lo que ha ocurrido en otros mercados europeos y ver que ha sido y es muy positivo”, señalan fuentes del sector, “y sería, sin ningún género de dudas, un impulso al MIBGAS, pero en el sector se sabe que a ambas eléctricas no les gusta hacer ese papel, para ellas participar en este mercado es un negocio más”.

“Lo más coherente y lo más sensato es que Energía apruebe la normativa antes de que llegue el invierno, para evitar que, ante una ola de frío, se repita la misma historia que hace un año”, concluyen las fuentes, “pero también podría ocurrir que tanto Endesa como GNF presenten alegaciones o defectos de formas en esta regulación, lo que retrasaría la incorporación de esta figura en el MIBGAS”.

Este medio se ha puesto en contacto con el Ministerio y no ha podido recibir aún una respuesta sobre la reforma.

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Dejar respuesta

2 × cuatro =