El municipio madrileño de Navalcarnero debe abonar medio millón a Iberdrola por facturas impagadas

0
Plaza Mayor de Navalcarnero.
Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Un juzgado obliga al Ayuntamiento de Navalcarnero a abonar más de medio millón de euros a Iberdrola por una serie de facturas sin contabilizar de legislaturas anteriores y que la compañía eléctrica llevaba reclamando desde el año 2012.

El Consistorio celebró el pasado viernes un Pleno extraordinario con carácter urgente para modificar el Plan de Ajuste vigente, en base a la solicitud de inclusión de una nueva operación de crédito para atender a esta sentencia judicial, firme desde el pasado 24 de julio, según señala el Ayuntamiento en un comunicado.

En concreto, la sentencia solicita el pago de 531.600 euros, más intereses legales, en favor de Iberdrola por facturas no contabilizadas de los años 2011, 2012 y 2013, cuando la localidad estaba liderada por Baltasar Santos, que gobernó Navalcarnero durante 20 años bajo las siglas del PP.

“El anterior Gobierno municipal llevaba sin pagar a Iberdrola desde 2009”, insisten desde el Consistorio, asegurando que los enganches del edificio consistorial y de la mayoría de los edificios municipales estaban realizados de forma ilegal, después de realizar la compañía diversos cortes por impagos.

Desde el Ayuntamiento han recordado como por este motivo, en septiembre de 2015, la compañía suministradora cortó la luz de las dependencias municipales durante un Pleno, quedando éstas a oscuras durante tres días, hasta que se pudo contratar y ‘legalizar’ todos estos enganches.

Según ha explicado el concejal de Hacienda, Juan Santos Benito, estas facturas no contabilizadas de Iberdrola se suman a las de otras suministradoras, como las del Canal de Isabel II, que “no solamente no se habían pagado, sino que ni siquiera estaban contabilizadas”.

“Hace unos meses sucedió algo similar con impagos no contabilizados del Canal de Isabel II, aunque en este caso, al menos, encontramos un palé lleno de facturas en el sótano del Ayuntamiento, algo que no ha sucedido con Iberdrola”, insiste Santos Benito, quien se hizo cargo de la Concejalía de Hacienda en 2015.

El concejal de Hacienda reitera que, en esta ocasión, han tenido que solicitar a la compañía eléctrica duplicados de todas estas facturas, ya que a la entrada del nuevo Gobierno municipal, éste se encontró con una deuda no contabilizada de suministro eléctrico que ascendía a 842.000.

El 24 de mayo de 2015, el socialista José Luis Adell, junto a Ciudadanos y Cambiemos, arrebató la alcaldía al PP -y a Baltasar Santos, que obtuvo dos concejales con un nuevo partido después de ser expulsado del PP-, y tuvo que presentar un severo plan de ajuste municipal para reducir la enorme deuda dejada por Baltasar Santos.

En la actualidad, el Gobierno municipal está haciendo frente, no solo al consumo mensual de electricidad, sino a la esta deuda de facturas atrasadas con Iberdrola y no pagadas ni contabilizadas por el anterior ejecutivo local.

Dado que estas facturas, cuyo pago había demandado la compañía eléctrica, no se encontraban contabilizadas de ninguna forma, se ha aprobado la modificación del Plan de Ajuste, que debía realizarse antes del 22 de agosto como plazo legal, de ahí el carácter urgente del Pleno celebrado este viernes.

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Dejar respuesta

uno × 1 =