Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

La fábrica de turbinas que General Electric tiene en Ortuella, Vizcaya, podría tener una oportunidad de salvarse si así lo consideran los directivos de la compañía estadounidense. La decisión de cerrarla, anunciada el pasado mes de septiembre, es una de las consecuencias de comprar parte de la francesa Alstom hace ya dos años. Sin embargo, esta decisión podría cambiar si se mira la planta con otros ojos, otros con más visión estratégica.

Eso es al menos lo que propone el sindicato CCOO, que ha presentado a la empresa una propuesta alternativa al cierre y por consiguiente, a la presentación de un ERE de extinción para 115 de los 137 trabajadores que existen en la actualidad.

Según Comisiones Obreras, “hay caminos para salvar la planta”. Para valorar esos caminos insisten en posponer el inicio del procedimiento de ERE hasta al menos haber agotado la posibilidad de reconducir la actividad de la planta, como la posible fabricación de generadores para wind. “Dada la fuerte carga de trabajo que ha recibido GE en España con la reciente adjudicación de 1.500 MW a un cliente de GE, y a la no existencia en toda Europa de ninguna planta del grupo que fabrique generadores, se muestra como una evidente posibilidad”.

El sindicato señala además que precisamente la fábrica de Ortuella fue calificada por GE como un centro de excelencia multimodal con capacidad de adaptación para la fabricación de diferentes productos. Por eso plantea que se analice y valore la posibilidad de fabricar turbinas para aerogeneradores. En concreto serían 500 generadores si Forestalia, la empresa de la que es socio tecnológico, decide instalar máquinas de 3 MW, (ganó 1.500 MW eólicos entre las subastas de renovables de 2016 y 2017). Además, lo debe hacer en un plazo récord, antes de 2020 deberán estar instaladas, montadas y en funcionamiento, lo que hace pensar en una gran carga de trabajo que podría ser realizada por la fábrica de Ortuella.

Pese a todo, fuentes de la compañía aseguran a este diario que “por parte de GE Renewables Hydro la posibilidad de transformar la fábrica no entra en los planes de la compañía”. Aún así, como las reuniones entre sindicatos y la dirección de la compañía en Francia seguirán a lo largo de esta semana, y se espera que haya una respuesta en un corto plazo de tiempo, podría haber una puerta abierta a esta opción.

“No es necesario hacer ninguna transformación para convertir la fábrica desde una de turbinas para hidroeléctrica a otra de turbinas para aerogeneradores”, señalan fuentes sindicales, “de hecho en Ortuella se han llegado a hacer turbinas para submarinos de la Armada sin realizar ningún cambio, continuando con el resto de los pedidos que les llegaban a continuación, lo que significa que esta fábrica puede seguir siendo útil para General Electric”.

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Dejar respuesta

6 + 18 =