El negocio exterior catapulta a Abengoa a sus máximos en Bolsa

0
Planta de bioetanol de Abengoa en nebraska. FOTO: Abengoa
Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail
Planta de bioetanol de Abengoa en nebraska. FOTO: Abengoa
Planta de bioetanol de Abengoa en Nebraska, Estados Unidos. FOTO: Abengoa

La compañía energética Abengoa se colocó el viernes en lo más alto de la tabla del Ibex 35 y volvía  a superar su máximo histórico al cerrar sus títulos en 4,37 euros frente a los 4,30 alcanzados el pasado 20 de junio. Este 2014 parece ser el año de la compañía. Desde que retornara al selectivo -tras un año de ausencia- el pasado mes de junio, sus acciones B avanzan con paso firme y pisando sobre seguro. En este 2014 se anota una revalorización del 84,3%, partiendo desde el nivel de 2,37 euros al que comenzara el ejercicio.

El viernes Abengoa B volvió a ser  -como ya sucediera en otras dos ocasiones la pasada semana- el mejor valor del Ibex 35 con acciones que subían un 3,65% hasta los 4,37 euros por acción, y cerraba la semana con una revalorización próxima al 10%. Según datos elaborados por Facset, el 64% de las casas de análisis se muestran favorables a incorporar a Abengoa B a cartera. El precio objetivo se sitúa en los 4,54 euros por título. No obstante, tres de cada diez son partidarios de deshacer sus títulos en cartera porque albergan algunas dudas sobre la evolución de la deuda.

División internacional

La evolución del valor no es fruto de la casualidad. Abengoa, el grupo sevillano que desarrolla soluciones tecnológicas para los sectores de energía y medioambiente, sigue incrementando en 2014 su dimensión internacional con una lluvia de contratos -en los últimos meses se ha hecho, entre otros, con proyectos en EE UU, India, Chile, Marruecos, Abu Dabi…- y con una presencia mayor y más diversificada en la bolsa de Nueva York, donde debutó a principios de julio con notable éxito su filial Abengoa Yield en el mercado tecnológico Nasdaq, en el que ya cotizaban sus acciones B.

El grupo, que tenía a 30 de junio una cartera de pedidos de más de 48.000 millones de euros, un 11% más que un año antes, y que obtiene apenas un 14% de sus ingresos en España, registró un estancamiento en sus ventas, que se situaron en los 3.405 millones, y un leve aumento del 2% en su beneficio neto -69 millones- en el primer semestre respecto a igual periodo de 2013.

Manuel Sánchez Ortega, consejero delegado de Abengoa. FOTO: EFE
Manuel Sánchez Ortega, consejero delegado de Abengoa. FOTO: EFE

En el resultado bruto de explotación (Ebitda) le fue mejor a la tecnológica, como resaltó hace unos días ante los analistas su consejero delegado. “Hemos sido capaces”, señaló Manuel Sánchez Ortega, de mantener un “fuerte desempeño operativo en el primer semestre”, elevando más del 30% el Ebitda respecto al año anterior “como consecuencia de unos mejores márgenes de todas las actividades”.

La compañía ha reafirmado en las últimas semanas sus objetivos para 2014. Prevé, entre otras metas, que sus ingresos se aproximen mucho a los 8.000 millones de euros, con un Ebitda de entre 1.350 y 1.400 millones, que supondría una subida del 8% y del 12%, respectivamente. El mayor lastre en las cuentas es su elevada deuda, y así lo apuntan algunos analistas que siguen a la compañía, aunque desde ésta se hace hincapié en que su endeudamiento corporativo a final de junio estuvo en línea con el trimestre anterior y se redujo en términos anuales. Su deuda neta corporativa a 30 de junio ascendía a 2.442 millones de euros, o 2,5 veces Ebitda, que contrasta con las 3,2 veces el Ebitda de un año antes, cuando la deuda corporativa ascendía a 2.446 millones. Lógicamente, estas cifras no contemplan la salida a Bolsa de Abengoa Yield.

Abengoa Yield, la clave

En todo caso, como señaló Sánchez Ortega en la presentación de resultados, “el éxito de la creación de Abengoa Yield es “clave” en la estrategia de Abengoa, ya que ayudará a maximizar los retornos sobre las inversiones de capital en los activos de concesiones de forma recurrente y a largo plazo, mientras que al tiempo reduce el coste de capital y mejora el modelo de negocio”.

La compañía confía en que la reciente y exitosa colocación del 36% del capital de Abengoa Yield en el Nasdaq –con sobredemanda en la OPV previa, revalorización del 22% el día de su estreno en el parqué y captación de más de 600 millones de euros en la operación- le ayude a alcanzar sus objetivos de reducción de deuda. En cualquier caso, los próximos 3 y 4 de septiembre los gestores de Abengoa tienen previstos encuentros informativos en Londres y Nueva York que, sin duda, aclararán dudas sobre sus próximos pasos.

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Dejar respuesta

3 × 1 =