Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Es posible que muchas personas no se hayan parado a pensar que el cambio climático afecta especialmente a las mujeres. Pero es así. Según varios informes de organizaciones internacionales, hay una discriminación por género, es decir, que las mujeres sufren más las consecuencias del cambio climático que los hombres.

Es el caso del informe “Género, cambio climático y salud” elaborado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) donde demuestra que los desastres naturales en los que influye el clima, como las sequías, las inundaciones y las tormentas, se cobran la vida de un número mayor de mujeres que de hombres, sobre todo de chicas jóvenes. Y una de las principales razones es porque el 70% de la población que vive por debajo del umbral de pobreza, son mujeres.

Ese es el tema de debate televisivo que se celebró el pasado 23 de mayo en los estudios de Público TV, organizado por EKOTV. Representantes del mundo sindical, político, ecológico y de este periódico pusieron sobre la mesa la problemática y las posibles alternativas.

Para Begoña María Gil-Tomé, responsable de Cambio Climático de ISTAS, el Instituto Sindical de Trabajo, Ambiente y Salud de Comisiones Obreras, la lucha contra el cambio climático tiene que tener en cuenta los impactos en las mujeres, que podría hacerse extensible a todos los problemas de desigualdad de género que existen en la sociedad. Propone, por tanto, una agenda feminista en las cuestiones de sostenibilidad.

Para la representante del partido ecologista Equo, Paz Serra, la lucha contra el cambio climático es una lucha cultural, hay que introducir justicia social, de norte-sur, y repensar el modelo de sociedad que queremos, donde tuviéramos en cuenta los cuidados de la gente que vive en ella.

Por su parte, Mar Asunción, responsable del Programa de Cambio Climático de WWF España, explicaba que las mujeres, sobre todo en comunidades de países en desarrollo, son más vulnerables al cambio climático, y afecta de manera diferencial, y lo perciben más, ya que son las encargadas de ir a por el agua, de hacer la comida, del cuidado de los niños y los mayores, pero también son muy importantes para las soluciones y para la adaptación. Lo resumía con una enseñanza indígena.

Y por último, la que escribe estas líneas, Laura Ojea, redactora jefe de El Periódico de la Energía, recordaba que la generación de energía es la principal causa de las emisiones de gases contaminantes y, por tanto, del cambio climático que sufrimos, y que el Acuerdo de París, aunque no es la solución a todos los problemas, ha marcado un antes y un después en la toma de decisiones y en una mayor concienciación de la sociedad.

Para ver el debate completo, puedes entrar en el enlace.

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Dejar respuesta

3 + 16 =