El petróleo goza de buena salud tras cumplir 155 años

1
Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail
Plataforma Atlantis de BP en el Golfo de México. FOTO: BP.
Plataforma Atlantis de BP en el Golfo de México. FOTO: BP.

27 de agosto de 1859. La Seneca Oil Company, una empresa que acababa de formarse, contrató a Edwin L. Drake, un maquinista de ferrocarril jubilado, para investigar presuntos yacimientos de petróleo cerca de Titusville en el estado de Pensilvania. Drake utilizó una vieja máquina de vapor de agua para perforar un pozo. Este fue el inicio para la extracción comercial de petróleo a gran escala.

Han pasado 155 años y el petróleo sigue marcando el tempo de la civilización. Todo el mundo gira alrededor del petróleo. Han pasado muchos años, muchas crisis económicas, demasiados conflictos bélicos y cientos de miles de vidas se han perdido por culpa del oro negro. ¿Por qué llegó el petróleo y por qué sigue en nuestras vidas? A la primera pregunta, el economista y experto en el sector energético Daniel Lacalle afirma que “el petróleo se instauró porque sustituyó al aceite de ballena, mientras no haya otra herramienta que supla al crudo, éste seguirá en nuestras vidas. Cuando no haga falta, no estará entre nosotros, pero a día de hoy no hay nada mejor que el petróleo en precio, calidad y que sea igual de fácil en cuanto a transporte y almacenamiento se refiere”.

Para el catedrático de Recursos Energéticos de la Universidad de Barcelona, Mariano Marzo, a pesar de que la producción ha ido a la baja desde la crisis de 1973, la dependencia del petróleo continúa siendo muy alta en la sociedad, sobre todo en materia de transporte “donde la dependencia es del 90%. No hay elementos sustitutivos del petróleo para el transporte, tanto civil como militar” por lo que es muy complicado que el crudo sufra a largo plazo una caída de la producción.

Cifras asombrosas

La industria del petróleo mueve el mundo. Los números son asombrosos. El valor total de la industria es de casi cinco billones españoles de dólares, según el último informe de Bloomberg New Energy Finance. Existen 1.469 empresas que se dedican a los combustibles fósiles que mueven 4,7 billones de dólares. La empresa más grande del sector petrolero es Exxon cuyo valor en el mercado es de 425.000 millones de dólares. Entre los inversores principales del mundo destaca el fondo Blackrock, que posee 140.000 millones en activos repartidos en 25 participaciones en empresas. También, países como Rusia, China, India o Venezuela se encuentran entre lo mayores inversores al ser propietarios de las compañías nacionales.

Este informe señala que a pesar de los intentos por hacer desaparecer el petróleo de nuestras vidas, por muchas desinversiones que se quieran hacer, ven muy complicado que todas las inversiones en oro negro decidan cambiar de negocio. Son muchas las ventajas que encuentran. Una visión global, gran liquidez, importante crecimiento de valor y una alta rentabilidad por dividendo. Es por ello que el mundo tardará en sustituir el petróleo.

Larga vida al crudo

Marzo explica que a día de hoy el crudo representa el 40% del mix energético mundial y las reservas probadas se mantienen. “Si habláramos de recursos, el petróleo no se acabará nunca”, afirma con rotundidad. Para el profesor sólo existen una serie de límites que podrían tumbar el petróleo. “Límites económicos, hasta cuánto pueden aguantar las economías mundiales, los límites de impacto ambiental que se estén dispuestos a soportar, y los límites termodinámicos, es decir, el coste de la energía para producir petróleo”.

Un pozo de petróleo en EEUU.
Un pozo de petróleo en EEUU.

“Queda petróleo para muchas décadas”, asegura Daniel Lacalle. “Gracias a la innovación, a la mejora tecnológica, existen reservas de sobra hasta 2050 o más”, dice el economista que no duda en criticar a los teóricos del Peak Oil o pico de petróleo por su nefasta teoría en la que vaticinaban una desaparición constante y paulatina del crudo. “Deberían retirarse”, señala Lacalle en alusión a los seguidores de la teoría del geofísico Marion King Hubbert, quien aseguraba que la extracción de crudo llegaría a su fin en pocos años. “En 1991, cuando empecé mi carrera como asesor financiero me decían que estaba loco ya que solo había reservas de petróleo para 30 años. Pues ya estamos en 2014 y mira todo lo que hay”. “La teoría del peak oil siempre sale a la luz cuando el precio del crudo sube, cuando se modera ya no se oye tanto”.

Por su parte, el catedrático Mariano Marzo dice que el petróleo como tal alcanzó el máximo nivel de producción en 2005, pero “se han añadido otros líquidos, como el gas natural o el no convencional, que han aumentado el suministro mundial”. “Es cierto que irá cayendo la producción de petróleo barato, el que es de fácil extracción, pero se necesitarán más recursos como el no convencional, los biocarburantes o el gas natural” que ayudarán a mantener.

Precios estables

Ambos expertos coinciden en que el mercado del petróleo será estable a medio plazo. El precio del crudo incluso podría tender a la baja en los próximos años. “A pesar de la volatilidad del mercado por los asuntos geopolíticos, creo que el precio irá a la baja empujado por el crecimiento del fracking en EEUU, y la incorporación de nuevos mercados como Brasil, Kazajistán o lel retorno de Irán”, afirma Marzo.

El economista Lacalle dice que “si el dólar no se debilita el precio se mantendrá en los niveles actuales”, pero sí es cierto que “la revolución del fracking en EEUU afectará al precio, al igual que sucedió cuando comenzaron a producir en el Mar del Norte o el Golfo de México”. En esos momentos, el precio se redujo sensiblemente a niveles “realmente bajos”. Pero “todo dependerá del dólar y de las políticas inflacionistas”. Por todo ello, “el petróleo goza de una excelente salud”, recalcó Lacalle.

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

1 Comentario

Dejar respuesta

19 + 3 =