Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Pemex ha presentado su esperado Plan de Negocios 2016-2021, gracias al cual, presuntamente, podrá incrementar en 2017 su plataforma de producción en 19.000 barriles diarios, adicionales a los previstos en la iniciativa de Ley de Ingresos para la Federación, que eran de 1.928.000 barriles diarios.

El director de la petrolera estatal, José Antonio González Anaya encabezó en la sede de las oficinas centrales de Pemex el acto en el que se dieron a conocer las acciones que emprenderá Pemex para seguir siendo “la empresa emblemática de México”.

 

Y el Plan de Negocios lo fía todo a los eventuales resultados que produzcan las alianzas con  empresas privadas, nacionales y extranjeras, aprovechando “las ventajas y la flexibilidad que ofrece la reforma energética”, por la vía de los famosos farm out de que tanto se habla en el sector energético.

El objetivo a corto plazo, dijo el director, es “ajustar la estructura de costes y la estrategia de negocios a un escenario de precios bajos”, que se logrará con programas de ajuste, medidas de austeridad, disciplina fiscal y control presupuestario”.

Lo que hará Pemex será “replantear inversiones sin comprometer la producción futura a través de las herramientas de la reforma energética, por un monto de 65.000 millones de pesos”. En definitiva, lo que el nuevo plan de negocios de Pemex busca es, gracias al cambio en su marco jurídico, darle prioridad a la inversión privada, sobre todo a la extranjera.

Así, dijo González Anaya, Pemex puede desarrollar una operación similar al resto de las compañías petroleras del mundo, lo que le permitirá revertir la tendencia de pérdidas de los últimos años y compartir riesgos técnicos, tecnológicos y financieros en toda la cadena de valor.

De hecho, dijo, “ya se recortó la inversión (pública) en aguas profundas en 13.000 millones de pesos para el 2016. Hoy ese proyecto es el farm out de Trión que se licitará el 5 de diciembre” y que tiene 500 millones de barriles en reservas 3P (una ponderación de las reservas probadas, probables y posibles).

En la presentación del Plan de Negocios, González Anaya informó también que están en proceso los farm outs de Ayin-Batsil en aguas someras, y Cárdenas-Mora y Ogarrio en campos terrestres que se licitarán en la Ronda 2.1 y 2.2 en abril próximo.

También explicó que en la subsidiaria Transformación Industrial, que incluye la refinación, se replantearon inversiones en reconfiguraciones de las refinerías para llevarse a cabo a través de asociaciones, como la coquizadora de Tula, proyecto que se está replanteando a través de un contrato de compra de servicios (tolling o acuerdos de peaje) en el 2017.

Según el director general de Pemex, el que presentaba “es el primer plan de negocios que toma como eje rector a la rentabilidad”. Luego aseguró que Pemex tiene finanzas estables, “mejorables pero estables”, y que alcanzará un superávit primario en 2017 y logrará el balance financiero entre 2019 y 2020.

Para lograrlo, dijo, “al cierre del año se habrá cumplido con el ajuste de 100.000 millones de pesos, anunciado en febrero. Incluso se sobrepasará la meta de ahorro planteada”. Y a continuación aseguró que con las medidas anunciadas Pemex alcanzará el equilibrio financiero en 2019 y en 2021 eliminará las pérdidas en el Sistema Nacional de Refino.

El Plan de Negocios, dijo, ya está en ejecución y ha logrado avances importantes: se ha disminuido el riesgo de Pemex (posibilidad de insolvencia) en 50%, equivalentes a 148 puntos base. También se han desincorporado los gasoductos de Chihuahua.

En fin, lo que pretende el plan de negocios de la empresa es “impulsar la formación de alianzas a lo largo de toda la cadena de valor de Pemex como un mecanismo para incrementar sus inversiones y su eficiencia”, según González Anaya, quien concluyó que sólo así se “permitirá a Pemex fortalecer su posición actual y seguir siendo la empresa emblemática de todos los mexicanos”.

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Dejar respuesta

Trece − Diez =