El polémico oleoducto Keystone XL en EEUU, más cerca de ser una realidad

0
Una mujer se manifiesta con un cartel en contra de la construcción del oleoducto Keystone XL, en Nueva York, Estados Unidos. EFE
Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

 

Una mujer se manifiesta con un cartel en contra de la construcción del oleoducto Keystone XK, en Nueva York, Estados Unidos. EFE
Una mujer se manifiesta con un cartel en contra de la construcción del oleoducto Keystone XK, en Nueva York, Estados Unidos. EFE

La Cámara de Representantes de EEUU aprobó hoy por una amplia mayoría una ley para autorizar la construcción del polémico oleoducto Keystone XL por 266 votos a favor y 153 en contra, que se prevé sea sometida a votación en el Senado la próxima semana.

En esta ocasión, 28 demócratas votaron a favor del proyecto, impulsado por la mayoría republicana en la cámara baja del Congreso.

Se trata de la tercera vez en los últimos seis meses que la cámara baja somete a votación el proyecto para trasladar crudos pesados desde Canadá al golfo de México a través de territorio estadounidense.

Sentencia

El Tribunal Supremo del estado de Nebraska levantó hoy uno de los principales obstáculos legales al proyecto del oleoducto Keystone XL, al rechazar las denuncias de propietarios de tierras por las que transitaría esta importante infraestructura.

Con cuatro votos a favor y tres en contra, el Supremo de Nebraska rechazó la sentencia de una corte inferior que daba la razón a tres propietarios de tierras que consideraban inconstitucional la legislación que permitía obligarles a vender sus tierras para la construcción del proyecto, valorado en 8.000 millones de dólares.

“Hemos concluido que el tribunal de distrito erró al no rechazar la demanda por falta de jurisdicción”, explica la sentencia del Supremo estatal.

El tribunal del Condado de Lancaster que dio la razón a los demandantes en un primer momento aseguraba que la ley estatal de 2012 que permitía el trazado del oleoducto a su paso por Nebraska contravenía el poder de otras autoridades locales.

El oleoducto tiene previsto un recorrido total de unos 1.900 kilómetros, soterrado en la mayor parte, con la capacidad de transportar más de 800.000 barriles diarios de petróleo pesado desde Canadá hasta las refinerías del golfo de México.

Esta decisión era muy esperada por los promotores del oleoducto, que transportaría crudo pesado desde las arenas bituminosas de Alberta (Canadá) y que cuenta con el apoyo mayoritario de los legisladores republicanos, que controlan ambas cámaras del Congreso de Estados Unidos.

El presidente de la Cámara de Representantes, el republicano John Boehner, no tardó en reaccionar a la decisión de la justicia en Nebraska y aseguró, a través de su portavoz, que “el presidente Obama se ha quedado sin excusas para bloquear el oleoducto Keystone y los miles de empleos que crearía. Es el momento de comenzar a construir”.

El Senado estadounidense tiene previsto aprobar hoy mismo la ley que da luz verde al desarrollo del proyecto, que la Casa Blanca ha dicho que Obama vetará si también pasa el voto de la cámara baja, algo que con toda probabilidad ocurrirá.

La Casa Blanca se ha resistido al proyecto de Keystone XL argumentando que habría que esperar a la decisión de la justicia en Nebraska y a un informe de revisión del proyecto, que incluye su impacto ambiental, encargado por el Departamento de Estado.

Tras el dictámen del supremo de Nebraska, sólo resta que el gobierno publique su informe de impacto ambiental.

Economistas y científicos han instado a Obama a que rechace el Keystone XL, debido a sus riesgos para el medio ambiente, ya que las arenas bituminosas son el crudo más denso y tóxico del planeta, para transportarlo se debe mezclar con sustancias tóxicas y calentarlo para diluirlo, y en el primer año de operación de los tramos ya construidos los conductos reventaron 33 veces.

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Dejar respuesta

5 + 12 =