Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

El carbón parece no tener techo en este verano. El rally alcista que ha cogido parece no tener fin. El precio (futuro) del carbón para este septiembre en el índice europeo API 2 se ha elevado este miércoles por encima de los 89 dólares por tonelada.

Pero es que el carbón lleva todo el verano subiendo. Principalmente ha sido por culpa del mercado asiático, pero ha repercutido directamente en el mercado europeo con precios no vistos en el material negro desde hace tres años.

Esto ha hecho que los principales mercados eléctricos europeos se estén yendo también al alza, al menos lo que marcan los futuros más cercanos. Por ejemplo, el precio futuro español en el cuarto trimestre se sitúa en los 52 euros MWh, mientras que el primer trimestre de 2018 marca ya por encima de los 49 euros MWh.

Unos datos que se reflejan también en otros mercados europeos como el francés y el alemán. En Francia el precio de los futuros supera ampliamente los 50 euros MWh para el cuarto trimestre. Mientras que en el mercado germano se sitúa ya en los 38,45 euros MWh para el cuarto trimestre, y un euro más caro para el primer trimestre del año. Para tener una comparativa, el 31 de julio el precio futuro de la electricidad alemana para el cuarto trimestre estaba en 34,65 euros MWh, casi cuatro euros más barato.

El precio del carbón actual ronda los 80 dólares por tonelada, y con los precios de los futuros todo indica que será más caro generar electricidad en los próximos meses, por eso la subida de los precios futuros de la electricidad.

Pero también está la nueva revisión de la documentación de los materiales que se han producido en la forja de Creusot de la francesa Areva que afecta a todo el parque nuclear galo.

Esta revisión ha traído cierto nerviosismo en los mercados y también han elevado los precios futuros, pero de momento no hay señales de problemas de seguridad por lo que no parece que vaya a haber otro parón nuclear como el sufrido a finales del año pasado e inicios de 2017.

Todo indica que el otoño será complicado en cuanto al precio de la electricidad si se mantiene la sequía.

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Dejar respuesta

4 + 2 =