Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

El pasado 1 de mayo, a las 5:30 de la mañana, los funcionarios de Block Island pusieron en marcha la conexión que, mediante un cable, une a la isla con la red eléctrica peninsular de Rhode Island. La conexión permitió el cierre de la pequeña central eléctrica de diesel que hasta ahora alimentaba de electricidad a los 2.000 residentes de la isla y que quemaba alrededor de 1 millón de galones de diésel al año “y con ello, se pone fin a las emisiones que generaba la central”, dijo Jeff Wright, director ejecutivo de Block Island Power Co.

El diésel libera más dióxido de carbono a la atmósfera que cualquier otro combustible a base de petróleo común a excepción de fuel oil residencial, de acuerdo con la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos. En la actualidad, EEUU genera menos del 1% de electricidad a partir de combustibles derivados del petróleo.

Hasta ahora, la red eléctrica de Block Island estaba completamente aislada del continente. La construcción del parque eólico y su conexión con el continente han permitido a la isla conectarse a la red eléctrica de Nueva Inglaterra por primera vez.

Mike Jacobs , analista de energía de la Union of Concerned Scientists, dijo que la conexión de  Block Island es un ejemplo de cómo las energías renovables están ayudando a desplazar a los combustibles fósiles en la red eléctrica.

Aunque los parques eólicos marinos son comunes en Europa, el parque eólico de Block Island fue el primero que se construyó en EEUU –se puso en marcha el pasado mes de diciembre de 2016- y es una demostración de la viabilidad de la energía eólica marina en EEUU.

El parque marcó un momento histórico en diciembre pasado, cuando sus cinco turbinas eólicas comenzaron a generar electricidad por primera vez. La ocasión marcó el nacimiento de una industria que el gobierno de Obama esperaba que floreciera en la costa atlántica, y ayudara a EEUU a acabar con la electricidad generada a partir de combustibles fósiles.

El potencial de la eólica marina en EEUU es enorme. Si se desarrollara plenamente, los aerogeneradores marinos podrían suministrar cuatro veces la capacidad actual de generación eléctrica total de Estados Unidos, suficiente para alimentar aproximadamente 800 millones de hogares.

En los últimos meses, los desarrolladores han ganado concesiones del gobierno federal para construir otros parques eólicos en alta mar a lo largo de la costa atlántica. Entre los proyectos que se completarán en los próximos años hay parques eólicos en las costas de Long Island , Maryland y Delaware , dijo Jeremy Firestone , director del Centro de Integración de Energía Libre de Carbono de la Universidad de Delaware.

La parada de la central de diésel de Block Island se produjo tres días después que el presidente Trump firmara una orden ejecutiva que levantará las restricciones a la explotación de petróleo y gas en alta mar. Uno de los objetivos principales de la administración es ampliar el desarrollo de combustibles fósiles tanto como sea posible a través de EEUU y en sus aguas territoriales. Al mismo tiempo, no ha mostrado ninguna señal de que se interpondrá en el camino de la expansión del desarrollo de energía eólica marina: “En términos generales, ha habido un apoyo positivo de la administración para Trump eólica marina”, dijo Jacobs.

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Dejar respuesta

uno × 4 =