El sector nuclear no ve ningún problema técnico reducir el plazo para pedir la renovación de las centrales

0
El nuevo presidente de Foro Nuclear, Ignacio Araluce.
Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

El presidente del Foro de la Industria Nuclear, Ignacio Araluce, ha asegurado que un posible recorte del plazo para que las centrales nucleares soliciten autorización de su licencia de explotación no supondría “problema” sobre la documentación técnica a evaluar porque las centrales podrían comprometerse a facilitar toda la documentación en tiempo y forma.

El Gobierno ha solicitado al Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) que estudie la posibilidad de recortar el plazo con el que los titulares de las centrales nucleares deben solicitar su renovación de licencia de explotación, para que no tengan que hacerlo con los tres años que la normativa nuclear exige en la actualidad, según han informado a Europa Press fuentes conocedoras del proceso.

Araluce ha recordado que las centrales de Almaraz y Vandellós II están próximas a que termine su plazo para solicitar la renovación de su licencia en un momento en que las empresas eléctricas –por los costes y la viabilidad– no tienen una postura unánime en el seno de los consejo de administración.

De tres a un año

Así, ha recordado que Almaraz ha de pedir “antes del 8 de junio” y Vandellós II, “antes de final de julio” su solicitud de renovación y ha explicado que hay “una intención de los operadores” aunque “puede que no de todos” de que ese plazo de solicitud se recorte de tres años –según la normativa actual– a “solamente un año” para dar tiempo “a todas las partes” —operadores, propietarios y administración en su conjuntode discutir el marco en el que se debieran mover las centrales nucleares.

En todo caso, asegura que eso “no se ha concretado en el seno de los operadores en una petición formal al Gobierno porque la táctica de los propietarios difiere” y, esto puede llevar a que con las fechas actuales y si no se cambia la ley puede llegar la fecha del 8 de junio o 26 de julio respectivamente sin que Almaraz o Vandellós II soliciten su continuidad. “No sé qué ocurrirá porque no hay una postura conjunta en el seno del operador Almaraz-Trillo y no hay decisión”, ha admitido.

En una entrevista concedida a Europa Press, Araluce subraya que la energía nuclear en España “está sometida a tributos e impuestos excesivos” que en este momento alcanzan un poco más del 40% de la facturación y, por eso, en algunos casos, depende de la empresa y la central nuclear, algunas plantas “están en un momento deficitario”.

“Abogamos por que como la nuclear es necesaria para la no emisión de CO2 hay que buscar un marco general regulatorio en el que se discutan los ingresos de generación y cuáles son los tributos para que sea rentable en el futuro”, ha manifestado Araluce, que fue elegido en marzo presidente del Foro de la Industria Nuclear.

Por eso, ha manifestado que es preciso buscar un marco regulatorio general en el que se discutan los ingresos de generación y cuáles los tributos para que sea rentable en el futuro. “Estamos luchando por hacer viable la energía nuclear”, ha afirmado.

A su juicio, el momento nuclear actual es “complicado y diferente a lo vivido anteriormente” pero en su papel de defensa del sector, confía en que se irá abriendo camino porque “la energía nuclear es fundamental en los próximos años para España y en este momento de transición energética”.

Araluce, que llega a España tras una dilatada experiencia en el sector nuclear en Europa, afirma que la concepción del sector “no es excluyente” porque considera que todas las fuentes de energía son necesarias, sobre todo en la transición energética hacia una energía baja en carbono.

Sobre las nuevas subastas de energías renovables celebra su “meritorio gran éxito” porque son necesarias también para cumplir el Acuerdo del Clima de París, pero ha defendido la capacidad de dar estabilidad al sistema de la energía atómica.

Garoña y sus diferencias internas

El representante de la industria nuclear ha abordado también la situación de la central nuclear de Santa María de Garoña (Burgos), en la que las empresas que componen su accionariado —Iberdrola y Endesa al 50%– tienen “diferencias” sobre la viabilidad de la continuidad de la planta aunque la primera, Iberdrola, “ha sido más explícita” y sería más partidaria de no volver a operar la planta.

Así, ha resumido que el presidente de Iberdrola anunció que “si no se cambian las reglas Garoña no es viable y no le interesa seguir, mientras que el otro propietario -Endesa- quiere esperar a la apuesta del Gobierno para tomar una decisión”.

En todo caso, Araluce ha garantizado que Garoña “goza de una salud excelente para seguir operando durante bastantes años” y ha subrayado que esto fue “ratificado por el CSN desde el punto de vista técnico” por lo que “no es cierto que esté vieja porque todos sus componentes han sido renovados”. Pese a ello, asegura desconocer el futuro del reactor burgalés porque falta la decisión del Ejecutivo y hay diferencias entre sus propietarios.

Respecto a la demora en la construcción del almacén temporal centralizado (ATC) de residuos nucleares en Villar de Cañas (Cuenca), ha afirmado que este sistema de gestión de los residuos no es “como inventar la pólvora” porque es la apuesta más generalizada en todo el mundo y ha lamentado los “condicionantes” que están trabando su desarrollo, como los recursos interpuestos por la Junta de Castilla-La Mancha o la licencia municipal, entre otros.

“Estoy absolutamente convencido de que estas trabas se van a solucionar y que el ATC, en un momento dado, seguirá adelante y se construirá, porque es la solución más racional”, ha confiado.

Preguntado sobre la conveniencia de cambiar el proyecto de ubicación, Araluce no cree que sea la mejor opción, ahora que el terreno ha sido definido, ha pasado los trámites y hay un pre-proyecto. “Empezar otra vez de cero no es la solución. Es más sencillo solucionar las trabas actuales y seguir adelante. Yo no empezaría de cero”, ha apostillado.

Por último, el nuevo presidente del Foro Nuclear ha adelantado también los datos del sector, que serán presentados el próximo 31 de mayo y según los cuales la energía nuclear aportó en 2016 un 21,39% al sector eléctrico español, que fue la fuente de energía “líder” a nivel nacional.

“La nuclear sigue siendo una fuente de energía limpia, fiable, estable, predecible que da mucha solidez al sistema eléctrico y que contribuye a cumplir los acuerdos de cambio climático”, ha concluido Araluce que ha calificado de “excelente” su funcionamiento. “Estos datos dan una idea de su importancia”, ha concluido.

Por ello, considera que el cierre de las centrales nucleares en España serían un “varapalo tremendo” para España, no solo para sus propietarios sino para el país en general. “La energía es un sector estratégico. Ni siquiera contemplo y no quiero imaginar este extremo. Sería una locura en el corto y medio plazo en España”, ha sentenciado.

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Dejar respuesta

dieciocho − 14 =