Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

La energía eólica marina se ha convertido en la última tecnología renovable en beneficiarse del sistema de licitaciones: los programas de subastas en el norte de Europa han bajado los costes de generación un 22% según Bloomberg New Energy Finance (BNEF)

BNEF informa que el coste nivelado de la electricidad (LCOE) a partir de la energía eólica marina se ha reducido hasta un promedio estimado de 126 dólares por megavatio-hora (MWh) en la segunda mitad de 2016 tras las subastas celebradas en los Países Bajos y Dinamarca, lo que es un 22% más barato que en el primer semestre de 2016 y un 28% menos que en el segundo semestre de 2015.

Las estimaciones se basan en miles de datos recogidos por los analistas e investigadores de BNEF de los costes de capital, financiación, los gastos de operaciones y mantenimiento y el factor de capacidad o cantidad de electricidad generada por año a partir de una determinada capacidad en megavatios.

De acuerdo con Seb Henbest, director de Europa, Oriente Medio y África (EMEA) de BNEF, los datos muestran que los costes de generación de la energía eólica marina están mejorando rápidamente, aproximándose a los de las tecnologías más maduras en los lugares en que se dan las mejores condiciones para esta tecnología.

Este abaratamiento ha sido impulsado por los resultados de las últimas subastas. En septiembre, dos proyectos eólicos marinos en aguas danesas por un total de 350 MW fueron adjudicados a Vattenfall con una oferta récord de tan sólo 60 euros por MWh.

En julio, Dong Energy ganó un contrato para desarrollar un parque offshore holandés de 700 MW con una oferta de 72,70 € / MWh. Otros proyectos, como los de aguas profundas del Reino Unido, tienen unos costes mayores, lo que explica por qué el promedio mundial, aunque caiga rápidamente, está muy por encima de estas cifras recientes de Dinamarca y Países Bajos.

Según el analista de energía eólica marina de BNEF, Tom Harries, el abaratamiento de los costes se ha conseguido mediante el uso de turbinas eólicas mucho más grandes, la introducción de mejoras importantes en la construcción y, sobre todo, por el impacto de los programas de subastas en Europa.

La eólica terrestre, por su parte, ha llegado a unos costes promedio de 68 dólares/ MWh en la segunda mitad de 2016, lo que supone un abaratamiento del 16% sobre los LCOE medios del primer semestre del año, lo que supone un nivel competitivo con el carbón y la generación a gas en muchos países .

La última estimación de referencia del BNEF para el LCOE de proyectos solares fotovoltaicos de silicio cristalino alcanzaron en este semestre un nivel medio de 100 $ / MWh, con una amplia gama hacía arriba y hacia abajo.

Las estimaciones de los costes nivelado de BNEF para la generación de combustibles fósiles difieren considerablemente según la región. En el segundo semestre de este año las centrales eléctricas de carbón tienen unas estimaciones de referencia de 51 $ / MWH en Asia y el Pacífico; de 55 $ en las Américas, y 88 $ en Europa, mientras que las plantas a gas promedian 53 $ / MWh en las Américas, 78 $ en Europa y 99 $ en Asia y el Pacífico.

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Dejar respuesta

quince − cuatro =